LIBERTAD CONDICIONAL - PATRONATO DE LIBERADOS - JUEZ EJECUCIÓN -  PRELIBERTAD - DEBER DEL JUEZ O DERECHO DEL CONDENADO - LIBERTAD CONDICIONAL Y ENFERMEDADES - REVOCACIÓN LIBERTAD CONDICIONAL - POSIBILIDADES - ANTECEDENTES - COMPUTO DE TIEMPO

LA LIBERTAD CONDICIONAL- DIFERENCIA CON LA CONDENA CONDICIONAL - EL ÓRGANO QUE LA CONCEDE - TRÁMITE DE LA LIBERTAD CONDICIONAL - EL PROGRAMA PRE LIBERTAD - PRESUPUESTOS PARA LA CONCESIÓN DE LA LIBERTAD -CONDICIONAL - DEBER DEL JUEZ - DERECHO DEL CONDENADO - LA PRISIÓN DOMICILIARIA - TIEMPO QUE EL PRESO TIENE QUE HABER CUMPLIDO  PARA QUE SE LE CONCEDA LA LIBERTAD CONDICIONAL - CALIFICACIÓN  DE CONDUCTA - QUIENES PUEDEN PEDIRLA - LA EXCARCELACIÓN Y LA LIBERTAD CONDICIONAL -  CONVERSIÓN DE UNA EN OTRA - OBLIGACIONES DEL LIBERADO - LA CONDUCTA DEL REO - LOS REGLAMENTOS CARCELARIOS - SITUACIONES EN LAS QUE SE REVOCA -

CONDENA A PRISIÓN PERPETUA Y LIBERTAD CONDICIONAL - OBLIGACIÓN DE TRABAJAR DE LOS PRESOS QUE OBTUVIERON LIBERTAD CONDICIONAL - LOS ANTECEDENTES EN LA LIBERTAD CONDICIONAL - EXTRANJEROS CON LIBERTAD CONDICIONAL - CONDENADOS A MENOS DE OCHO AÑOS DE PRISIÓN. DESCARGA EN AUDIO TEXTO IMPLICA QUE LO PUEDE ESCUCHAR AL TEMA POR INTERNET O DESCARGAR ESTE CONTENIDO EN AUDIO EN SU PC.

 

Por la doctora Mónica Viviana Breglia Arias.

SI ESTE TEMA NO LE INTERESA HAGA CLIC DEBAJO PARA IR A OTRO TEMA DE DERECHO DEL ÍNDICE GENERAL

 

 

 

 

 

 

 

 

LA LIBERTAD CONDICIONAL

 

Introducción.

 

Consideraciones generales.

 

Antecedentes.

 

Diferencia con la condena condicional.

 

¿Qué órgano  concede la libertad condicional?

 

Invariabilidad del texto.

 

Trámite de la libertad condicional.
 

¿Qué es el programa pre libertad?

 

¿Qué presupuestos son necesarios para que se conceda por los jueces la libertad condicional?

 

¿Qué cumplimiento parcial de la condena que se exige para poder obtener la libertad condicional?

 

¿Qué es la prisión domiciliaria?

 

¿Cuándo el condenado podrá obtener su libertad?

 

¿Qué debemos entender por observancia de los reglamentos carcelarios?

 

¿Puede haber violación del principio de “non bis in idem” en estos casos?

 

¿Cuáles son los grados de calificación de conducta del preso?

 

La excarcelación en el tiempo exigido.

 

La calificación de regular y las sanciones de vieja data.

 

¿Quién determina la buena o mala conducta del preso?

 

¿Cuáles son los requisitos para que la libertad condicional no sea revocada, los que específicamente se le dicen al condenado?

 

Obligaciones del liberado luego de la libertad condicional.

 

¿Cuál es la subsistencia de las condiciones por las cuales la libertad condicional puede ser revocada?

 

¿Qué sucede con las personas que fueron  condenadas a menos de ocho meses de prisión?. ¿El artículo 13 de la libertad condicional no estaría siendo injusto con relación a ellas?

 

¿Hay diferencia si  el condenado es una persona extranjera o si es argentino?

 

 

Introducción.

 

La contempla el artículo 13 del Código Penal, que dice así: El condenado a reclusión o prisión perpetua que hubiera cumplido veinte años de condena, el condenado a reclusión temporal o a prisión por más de tres años que hubiere cumplido los dos tercios de su condena y el condenado a reclusión o prisión, por tres años  o menos, que por lo menos hubiese cumplido un año de reclusión u ocho meses de prisión, observando con regularidad los reglamentos carcelarios, podrán obtener la libertad por resolución judicial, previo informe de la dirección del establecimiento bajo las siguientes condiciones:

 

 

1º) Residir en el lugar que determine el auto de soltura.

2º) Observar las reglas de inspección que fije el mismo  auto, especialmente la obligación de abstenerse de bebidas alcohólicas.

3º) Adoptar en el plazo que el auto determine, oficio, arte, industria o profesión, si no tuviere medios propios de subsistencia.

4º) No cometer nuevos delitos.

5º) Someterse al cuidado de un patronato, indicado por las autoridades competentes.

 

 

Estas condiciones regirán hasta el vencimiento de los términos de las penas temporales y en las perpetuas hasta cinco años más, a contar desde el día de la libertad condicional.”

 

Consideraciones generales.

 

Habiendo transcurrido cierta parte de la condena, el penado puede obtener su libertad condicional según determinadas normas. Estas son positivas (artículo 13 Código Penal) y negativas (artículo 14 Código  Penal), Se trata de un derecho del condenado.

Según sean los autores importa:

 

a) “rectificación de la pena impuesta (González Roura, Díaz);

b) quiere decir una “suspensión  condicional de la pena”, con lo cual la pena no se ejecutaría durante el período de liberación (Nuñez) y por último, c)

“una forma de cumplimiento de la pena” (Eugenio Zaffaroni).

 

Coinciden con Daien, quien habló, por otra parte de “derecho revocable”.

Todos estos autores tienen una definición distinta de lo que es este instituto, como vimos, El instituto de la libertad condicional es uno solo, lo que existen son distintas teorías sobre su definición.

 

Antecedentes.

 

La “gracia” que establecía el Código Tejedor y la del Código de 1886, son antecedentes de estas instituciones. El principal distingo es que mientras en la gracia se da la libertad definitiva, en la libertad condicional se mantiene un período de prueba, y si no se cumplen las condiciones impuestas puede ser revocada.

 

Diferencia con la condena condicional.

 

Mientras que la libertad condicional presupone el cumplimiento de cierta parte de la condena, la condena condicional significa el suspenso del total de ésta (artículo 26 Código Penal).

A su vez, el artículo 27 dice: “La condenación se tendrá como no pronunciada si dentro del mismo término  de cuatro años, contados a partir de la fecha de la sentencia firme, el condenado no cometiere un nuevo delito. Si cometiere un nuevo delito, sufrirá la pena impuesta en la primera condenación y la que le correspondiere por el segundo delito, conforme con lo dispuesto sobre acumulación de penas (artículo 1º).

 

¿Qué órgano  concede la libertad condicional?

 

En un principio se entendió que era la Cámara en lo Criminal y Correccional de la Capital Federal la encargada de concederla. En un segundo momento y en la actualidad se entiende que es el Juez de Ejecución de sentencia, ya que es uno de los tantos “incidentes” de la ejecución.

 

El nuevo Código de Procedimientos Penal de la Nación entiende que el tribunal que debe conceder la libertad condicional es el juez de ejecución., tal como surge de los artículos 493, parte segunda y 506.

 

Derecho o favor o gracia del Juez.

 

Ya hemos dicho que creemos que es un derecho del penado.

En esta idea Zaffaroni, observa que si fuera solamente un beneficio haría del acto legislativo un acto político  y al invadir la esfera del Poder Ejecutivo, haría de este beneficio un acto inconstitucional.

Nuñez considera que es un beneficio si se llenan ciertos requisitos, si el penado completa esas condiciones, el beneficio se otorga.

La expresión “podrán” del artículo 13, significa que el juez no está obligado a concederla automáticamente, El tribunal reunidos los requisitos no puede negarla, pero el penado se la debe solicitar.

 

Invariabilidad del texto.

 

El texto del artículo 13 del Código Penal ha permanecido incólume desde 1922, salvo la modificación de la ley 11.221, de fe de erratas en 1923.

 

 

Trámite de la libertad condicional.

 

En su momento Clariá Olmedo coincidió con la Cámara Federal de la Capital en que el trámite era secreto y no podía intervenir ningún letrado. El nuevo Código Procesal Penal regula esta institución y se hace de la siguiente forma: la petición será cursada a la dirección del establecimiento carcelario donde está el condenado alojado, quien incluso podrá nombrar un defensor para que actúe.

Presentada la solicitud el Tribunal de Ejecución, requerirá informa de la dirección del establecimiento respectivo, acerca de:

a) El tiempo cumplido en la condena,

b) forma en que el solicitante ha observado los reglamentos carcelarios y la calificación que merezca por su trabajo, educación y disciplina,  y

c) toda otra circunstancia favorable que pueda contribuir a ilustrar el juicio del tribunal, pudiéndose requerir dictamen médico o psicológico, cuando se juzgue necesario (artículo 506 del Código Penal),

 

Los informes mencionados deberán expedirse en el término de cinco días (artículo 506 in fine).

En el orden nacional la oficina del Servicio Penitenciario Federal que deberá informar” es la Dirección General de Régimen correcional (junta asesora de ingresos anticipados), tal como se viene haciendo hasta AHORA, cuando el condenado se halla cumpliendo pena en una cárcel de la Ciudad de Buenos Aires o en algún establecimiento nacional ubicado en una provincia.

En caso de que el condenado esté cumpliendo pena en un establecimiento provincial, este informe deberá requerirse a ese establecimiento o al organismo criminológico respectivo.

 

El artículo 28 de la ley 24.660 dice: “El juez de ejecución o juez competente podrá conceder la libertad condicional al condenado que reúna los requisitos fijados por el Código Penal, previo los informes fundados del organismo técnico criminológico y del complejo correccional del establecimiento”.

 

Dicho informe deberá contener los antecedentes de conducta, concepto y dictámenes criminológicos desde el comienzo de la ejecución de la pena. El artículo 29 dice: “La supervisión del liberado condicional comprenderá una asistencia social eficaz a cargo de un patronato de LIBERADOS o de un servicio social calificado, de no existir aquél. En ningún caso se confiará a organismos policiales o de seguridad”.

 

¿Qué es el programa pre libertad?

 

Existe un programa de pre-libertad, en el cual, con una anticipación de sesenta a noventa días se prepara al condenado para que su salida en libertad, con información, orientación, verificación de la documentación de identidad y previsiones para vestimenta, traslado y radicación (artículo 30 y 31, ley 24.660).

Alguna crítica a propósito de tener más en cuenta la buena conducta carcelaria que la resocialización, parece no tan justificada por más modernización de los criterios que se exponen y el examen profundo del condenado en los dictámenes criminológicos”, a que alude el artículo 28.

 

Siguiendo el trámite, el Código Procesal Penal establece que el tribunal de ejecución requerirá del secretario un informe sobre el tiempo de condena cumplido por el solicitante, sus antecedentes, y que para determinar estos últimos librará en caso necesario, los oficios y exhortos pertinentes.

Dice el Código de Procedimientos Penales:”En cuanto al trámite, resolución y recursos, se procederá conforme a lo dispuesto en el artículo 491”.

 

Cuando la libertad condicional fuere acordada, en el auto se fijarán las condiciones que establece el Código Penal, y el liberado, en el acto de la notificación, deberá prometer que las cumplirá fielmente. el secretario le entregará una copia de la resolución la que deberá conservar y presentar a la autoridad encargada de vigilarlo toda vez que le sea requerida. si la solicitud fuera denegada, el condenado no podrá removerla antes de seis meses de la resolución a menos quE ésta se base en no haber  cumplido el término legal.

El artículo 491 al cual remite el artículo 508 dice así: “Los incidentes de Ejecución podrán ser planteados por el ministerio fiscal, el interesado o su defensor, y serán resueltos, previa vista a la parte  contraria en el término de cinco días. La parte querellante no tendrá intervención.

 

Además, establece que contra la resolución denegatoria procede el recurso de casación

.

El artículo 509 establece: “El penado será sometido conjuntamente al cuidado del Patronato de liberados, al que se le comunicará la libertad y se le remitirá copia del auto que la ordenó”,

 

El patronato de Liberados colaborará con el juez de ejecución en la observación del penado en lo que respecta al lugar de residencia del liberado, el trabajo a que se dedica y la conducta que observa.

De oficio, a solicitud del Ministerio Fiscal o del Patronato o institución que hubiere actuado, se podrá tramitar la revocatoria de la libertad condicional.
El liberado será oído y podrá presentar pruebas, si el tribunal de ejecución lo estima necesario, podrá ser detenido preventivamente hasta que se resuelva el incidente ( artículo 510 del Código de Procedimiento Penal).

Naturalmente, los motivos son el incumplimiento por el liberado de las condiciones compromisorias efectuadas en el acto de soltura.

 

¿Qué presupuestos son necesarios para que se conceda por los jueces la libertad condicional?

 

Antes de entrar en los presupuestos que el código fija para la concesión de la libertad condicional, corresponde hacer mención de circunstancias que pueden incidir como cuestiones particulares, en la concesión o revocación de ella.

Se trata de la conmutación. En este caso se ha dicho que la libertad condicional debe acordarse teniendo en cuenta la pena conmutada y no la originariamente impuesta.

 

Del indulto con rebaja de pena se sostiene que no debe tenerse en cuenta para conceder la libertad condicional.

 

De la “enfermedad”, también se ha dicho lo mismo, no debe tenerse en cuenta, así también se sostuvo en casos de sida.

 

Otro problema que se ha dado, es que el interesado  se encontró detenido en otro “Proceso”, con calificación de difícilmente adaptable.

 

 ¿Qué cumplimiento parcial de la condena que se exige para poder obtener la libertad condicional?

 

El condenado debe haber cumplido una parte de la condena en encierro:

1) veinte años, los condenados a reclusión o prisión perpetua;

2) dos tercios de la pena,  los condenados a reclusión o prisión por más de tres años; 

3) un año, el condenado a reclusión por tres años o menos;

4) ocho meses, el condenado a prisión por tres años o menos.

 

Téngase en cuenta que la prisión perpetua, en el código argentino no es tal, no sólo porque la libertad condicional opera a los veinte años, sino porque antes de esta posibilidad el régimen de salidas transitorias y de semilibertad previsto en la ley 24.660, puede obtenerse a los 15 años.

 

Obsérvese también, que en el caso de “tres años o menos”, de condena, el Código hace una distinción entre reclusión y prisión. En el primer caso, el tiempo de encierro exigido es un año; en el segundo es ocho meses. (antiguamente a estos ocho meses en jerga de la cárcel se les llamaba “el plenario”, era común que los presos preguntaran al abogado si debían cumplir “el plenario”, en prisión).

 

¿Qué es la prisión domiciliaria?

 

La  prisión domiciliaria, artículo 10 y  artículos  32 a 35 de la ley 24.660) se computa, y también la prisión preventiva (artículo 24 del Código Penal).

Igualmente tiene en el cómputo la ley 24.660, ley de ejecución penitenciaria (ley 24.390).

 

Incluso, la simple detención policial ha sido asimilada a la prisión preventiva, por la cámara de apelaciones en lo criminal y correccional de la capital federal.

 

En un fallo jurisprudencial se discutió si estaba asimilado o sea era igual para el penado el “depósito en casa de familia” de una presea, que no reunía las condiciones del art. 10, o “la libertad vigilada a cargo de un pariente”. No tienen nada que ver con el otorgamiento de la libertad condicional.

 

No se cuenta el tiempo en que el procesado estuvo excarcelado; ni a efectos de computar el lapso de privación de libertad NECESARIO para acceder a la libertad condicional, ni para fijar el plazo durante el cual regirán las condiciones compromisorias.

 

¿Cuándo el condenado podrá obtener su libertad?

 

El condenado podrá obtener la libertad si responde a los requisitos anteriores, bajo las condiciones que se enumeran en la parte segunda del artículo 13, las que constituyen cuatro mandatos positivos y uno negativo:

 

1) Los positivos son los cuatro primeros.

2) El negativo es no cometer nuevos delitos

 

¿Qué debemos entender por observancia de los reglamentos carcelarios?

 

Como ya hemos visto anteriormente, al nuevo Código Procesal Penal de la Nación (ley 23.984), la tramitación de la libertad condicional era diferente. Ella estaba regulada en el reglamento para la jurisdicción en lo criminal y correccional de la capital federal (CNCrimCorr, acordada del 30/8/79).

 

Si hubo infracciones al reglamento carcelario, no impiden la libertad condicional.

 

La evasión de la cárcel, si  ha considerado inobservancia. Eso si es una verdadera infracción al reglamento carcelario.

 Pero lo que es  inadecuado es tomar en consideración, como alguna vez ha ocurrido, la naturaleza del delito o los antecedentes penales, así como los Sobreseimientos  provisionales anteriores, la repercusión social del hecho cometido, el frondoso prontuario  del autor o las características de la comisión. Esto lo ha sostenido en repetidas oportunidades la doctrina y la jurisprudencia.

Nada de ello, puede obstar a la concesión.

 

De otra forma importaría arrogarse indebidas facultades legislativas de integración de una norma vigente.

 

Estas circunstancias (que por el artículo 41 del Código PENAL  deben ser tenidas en cuenta en el momento de conceder la libertad condicional

 

¿Puede haber violación del principio de “non bis in idem” en estos casos?.

 

Si así ocurriera se trataría de una violación del principio “non bis in idem”, y, además al agregar requisitos al otorgamiento, el tribunal estaría usurpando una función que es  propia y exclusiva del legislador. Se trataría de una integración de la ley penal velada por la constitución nacional.

 

Los reglamentos carcelarios son las pautas de comportamiento que determina la ley penitenciaria  nacional y que tiene como fin la resocialización del condenado. Se tiene en cuenta la disciplina y el grado de resocialización.

 

¿Cuáles son los grados de calificación de conducta del preso?

 

Los grados de calificación de la conducta son; ejemplar, muy buena, buena, regular, mala y pésima. Las recomendaciones las da el Servicio Penitenciario Federal, de acuerdo a sus registros.

 

La excarcelación en el tiempo exigido.

 

En el supuesto de una persona condenada a la pena de tres años de prisión, que ha apelado esa sentencia y que no tiene aún decisión de alzada, si ha cumplido el tiempo de ocho meses exigido para el otorgamiento de la libertad condicional, se hallará en las condiciones descriptas por el artículo 317, inciso 5, del Código Procesal Penal de la Nación, para solicitar su libertad por vía de la excarcelación.

Peticionada ésta, es práctica que el tribunal ante quien se solicita se valga de un informe telefónico para

 resolver, en el escaso tiempo otorgado por la ley ritual (ver artículo 331), acerca del otorgamiento o no de la liberación.

 

Si el excarcelado resultare condenado a una pena privativa de libertad que permitiría su libertad condicional computando el tiempo de encierro que sufriera, el liberado deberá realizar el procedimiento llamado conversión para transformar su excarcelación en una libertad condicional

Así ha dicho la jurisprudencia: “Corresponde que el condenado que haya recuperado por excarcelación  su libertad en orden de tener cumplidas las exigencias del artículo 13, en cuanto a la pena cumplida en relación  a la pena impuesta, obtenga por el procedimiento llamado conversión el cambio de su condición de excarcelado por la de liberado condicionalmente” (CCrimCorr, 8/10/90, biccc, 1990-6-26).

 

La calificación de regular y las sanciones de vieja data.

 

La calificación de concepto regular obsta a la concesión de la libertad condicional. Esta calificación. Lo que hemos dicho no es equivalente a “observancia con regularidad”. Son cosas distintas.

 

También Núñez sostuvo: “El preso ha satisfecho ese requisito, si sin infracciones graves por su naturaleza o agravados por su reiteración ha observado las normas disciplinarias, laborales y educativas del establecimiento carcelario donde cumple su condena”.

 

¿Quién determina la buena o mala conducta del preso?

 

Y sobre esto  se tiene dicho que el cumplimiento de los reglamentos carcelarios que exige la ley debe ser interpretado en cada caso particular, pues no cualquier sanción disciplinaria es apta para negar el acceso a la libertad anticipada. Es que los informes carcelarios, no son determinantes de la decisión de los jueces, tratándose de un relato o noticia acerca del modo en que se ha comportado el interno durante el tiempo que duró el encierro y que aquellos deben en el caso concreto evaluar.

 

En definitiva lo que realmente tiene relevancia en tanto se verifique, es si el condenado haya cometido infracciones de gravedad.

 

Si las sanciones que se registran son de vieja  data, y se advierte un nuevo sentido de adaptación, corresponde el otorgamiento.

 

¿Cuáles son los requisitos para que la libertad condicional no sea revocada, los que específicamente se le dicen al condenado?

 

Aparte de los enunciados en el articulado del Código Penal, hay dos requisitos que no se mencionan y que sin embargo existen No se han establecido en este  artículo. Ellos son uno que el condenado no sea reincidente,  (artículo 14 del código penal), y el otro que la libertad condicional no le haya sido revocada (artículo 17 del código penal).

Distinto efecto del incumplimiento.

 

Si el liberado no cumple con la obligación de residir en un determinado lugar (no por ausencia transitoria, sino definitiva), o con la de no cometer nuevos delitos (hasta un solo delito, que debe resultar de sentencia firme), se revoca la libertad condicional.

Pero no se revoca, si son otras las obligaciones transgredidas.

 

Obligaciones del liberado luego de la libertad condicional.

 

Residencia e inspección.

 

El auto de soltura debe mencionar el lugar en el cual el liberado va a residir. La llamada inspección  se conforma con la obligación del condenado de concurrir ante las autoridades policiales o judiciales y comprende informes o registros domiciliarios.

Hay que destacar algo, las obligaciones, son, para el caso de la libertad condicional y de la excarcelación diferentes.

 

En el caso de la excarcelación,  el imputado y su fiador deben fijar domicilio  en el acto de prestar caución, denunciando el real y las circunstancias de trabajo que  pudieren imponerle al imputado su ausencia de éste por más de veinticuatro horas, lo que no podrá ser alterado sin autorización del magistrado interviniente.

 

Abstención de bebidas alcohólicas

 

Se trata de una inserción desafortunada y anacrónica, saldo que se la entienda de manera ejemplificativa.  La no mención de abstenerse de drogas es injusta.

Adopción de medios de subsistencia: El condenado debe adoptar arte profesión oficio o industria. Pero el incumplimiento de esta condición no determina la revocación del instituto.

 

Es sabido que para conseguir trabajo se requiere el certificado de buena conducta y el condenado no puede obtenerlo. de forma que le es difícil conseguir trabajo.

 

No comisión de nuevos delitos;  Basta un  solo delito, pero que sea un delito el hecho que comete, no una falta o infracción a la ley.

Puede tratarse de un delito doloso o culposo.

 

¿Cuál es la subsistencia de las condiciones por las cuales la libertad condicional puede ser revocada?

 

Las condiciones rigen hasta el vencimiento de las penas temporales, y en las perpetuas hasta cinco años más, a contar desde el día siguiente al de la libertad condicional

 

Se presenta aquí un aparente defecto de racionalidad en la disposición; las penas privativas de la libertad superiores a quince años tendrán un período de prueba más extenso que las penas perpetuas,

 

¿Hay diferencia si  el condenado es una persona extranjera o si es argentino?

 

Corresponde, obviamente concederle la libertad condicional al extranjero condenado, pero se ha hecho notar que existe una colisión o un enfrentamiento de leyes entre la prohibición de cumplir tareas remuneradas que rige para los extranjeros en las circunstancias de los artículos 30 y 31 de la ley 22.439 de migraciones y la obligatoriedad de trabajar que existe según el artículo 13 del código penal para los condenados liberados condicionalmente.  la colisión se da también con el artículo 55 de la ley penitenciaria nacional.

 

¿Qué sucede con las personas que fueron  condenadas a menos de ocho meses de prisión?. ¿El artículo 13 de la libertad condicional no estaría siendo injusto con relación a ellas?

 

Se hizo notar que cuando una persona ha sido condenada a una pena menor de ocho meses, el artículo 13 establecería una desigualdad ante la ley, ya que el condenado hasta tres años de prisión puede recuperar la libertad como condicional, a los ocho meses de cumplimiento.