LA ACCIÓN SUBROGATORIA POR LOS DERECHOS EN EXPECTATIVA - SUCESIÓN CON HEREDEROS REMISOS - CASOS DE SOCIEDADES - CASOS DE CONDOMINIOS QUE NO SE PERFECCIONARON - SUJETOS MÚLIPLES QUE SON TITULARES DE DERECHOS Y ACCIÓN SUBROGATORIA - DERECHOS HIPOTÉTICOS

LA ACCIÓN SUBROGATORIA POR LOS DERECHOS EN EXPECTATIVA O FACTIBLES. CASO SUCESORIO. DESCARGA EN AUDIO TEXTO IMPLICA QUE LO PUEDE ESCUCHAR AL TEMA POR INTERNET O DESCARGAR ESTE CONTENIDO EN AUDIO EN SU PC.

Por el Doctor Juan Carlos Muse Generch

SI ESTE TEMA NO LE INTERESA HAGA CLIC DEBAJO PARA IR A OTRO TEMA DE DERECHO DEL ÍNDICE GENERAL

 

 

Haga clic en cualquiera de estos ítems si no desea la lectura completa, la que recomiendo

Introducción.

Concepto de certidumbre del crédito.

CASO DE HEREDEROS DESCONOCIDOS O DE DOMICILIO DESCONOCIDO Y RETICENTES A INICIAR EL PROCESO SUCESORIO.

SALAS – TRIGO REPRESAS en su  CÓDIGO CIVIL ANOTADO Tomo 2

Conclusión.

Prueba por medio de la justicia ( ejemplos ).

Universalidad de derechos.

 

Introducción.

Sabido es que, los arts. 1195 y 1196 del Código Civil, señalan respectivamente: "Los efectos de los contratos se extienden activa y pasivamente a los herederos y sucesores universales, a no ser que las obligaciones que nacieren de ellos fuesen inherentes a la persona, o que resultase lo contrario de una disposición expresa de la ley, de una cláusula del contrato, o de su naturaleza misma. Los contratos no pueden perjudicar a terceros." "1196 - Sin embargo los acreedores pueden ejercer todos los derechos y acciones de su deudor, con excepción de los que sean inherentes a su persona".

Las disposiciones legales son directamente relacionadas con el patrimonio del deudor, prenda común de los acreedores. Un acreedor remiso en cobrar un crédito, está perjudicando a su acreedor. Por lo tanto, puede reemplazarlo, atento a la inacción del mismo, para cobrar el crédito. También lo puede hacer en todos aquellos casos, en los que se verifiquen actos de repudio de ciertos derechos, que pudieran parecer personalísimos pero no es así y dificultan mantener entero el patrimonio del acreedor.

Esta cuestión ha dado lugar a que, la jurisprudencia, tenga que considerar al crédito, no como hipotético o eventual, sino, muchas veces, erradamente, como un crédito indiscutiblemente cierto.

Acá tenemos un fallo exagerado:

"Si bien se pactó en el contrato locativo que quedaba a cargo del locatario el pago del servicio telefónico y que dicho rubro puede incluirse como una deuda derivada de la locación, lo cierto es que el acreedor originario del crédito por tal servicio es la empresa telefónica, por lo que para que el locador pueda reclamar su pago, primero debe convertirse en acreedor para obtener luego el reembolso de lo pagado por vía de la subrogación (arts. 767 y 768 inc. 2°, Código Civil). CCI Art. 767 ; CCI Art. 768 Inc. 2 CC0201 LP 93945 RSD-139-00 S 8-6-2000 , Juez SOSA (SD)

CARATULA: Lacentre, Alicia c/ Acosta, Marcelo s/ Cobro de alquileres MAG. VOTANTES: Sosa-Marroco

Concepto de certidumbre del crédito.

Como se advierte del fallo transcripto, aún, cuando se perjudique el patrimonio de un acreedor, y el perjuicio sea actual, no se hace lugar a la acción subrogatoria. Constituye un verdadero injusto, desde que, muchas veces, existen deudas que pueden perjudicar tanto al acreedor que serían desastrosas para su patrimonio.

Lo que ocurre es que, mucha jurisprudencia repara en el crédito en sí, y no en la acción y su objeto.

El objeto de esta acción es mantener incólume el activo patrimonial del acreedor, pero éste puede ser conocido o no. La repetición de pago, en sí, no tiene relación directa con la acción subrogatoria. Tiene que ver mas con el enriquecimiento sin causa, siendo procedente la actio in rem verso.

"Procede la actio in rem verso cuando se produce un enriquecimiento incausado y no existe ninguna vía hábil para el reclamo (en el caso: indemnización de mejoras realizadas por uno de los concubinos en el inmueble del otro). SCBA, Ac 40991 S 27-6-1989 , Juez SAN MARTIN (SD)"

CARATULA: Raña, Manuel c/ Aguirre de Quinteros, Nélida Blanca y otros s/ Cobro mejoras PUBLICACIONES: AyS 1989-II-526 MAG. VOTANTES: San Martín - Laborde - Mercader - Cavagna Martinez - Negri TRIB. DE ORIGEN: CC0202LP

Por lo que, en el caso, se observa en la justicia bonaerense, un despilfarro de tiempo ante el objeto procesal o finalidad de una acción, tan sólo por el derecho alegado.

CASO DE HEREDEROS DESCONOCIDOS O DE DOMICILIO DESCONOCIDO Y RETICENTES A INICIAR EL PROCESO SUCESORIO.

Tal es el caso del sucesor de uno de los cónyuges, respecto de la iniciación del proceso sucesorio del otro, por cuya legitimación no se tiene, en virtud de no ser los sucesores del primero, sucesores del segundo.

En el caso hay una masa hereditaria actual o potencial, que, por omisión de los herederos del segundo, puede perjudicar a los herederos del otro cónyuge.

Un caso se asemeja en algo a lo expuesto:

"El embargo de los derechos y acciones hereditarios no produce otro efecto más, que el de autorizar al acreedor a ejercer subrogatoriamente derechos en nombre del deudor (art. 1196); pedir la partición (art. 3452) y obtener la adjudicación de los bienes del heredero deudor. Recién en tal momento podrá ejecutar dichos bienes concretos y con su producido, percibir su crédito. Y aunque pudiera presumirse por el texto del contrato entre contratista y subcontratista la existencia de una suerte de representación por parte del primero (en el sentido de actuar en algún aspecto por cuenta ajena), ello por sí solo no sería eficaz para obligar al comitente en la medida en que de este último no hubiese emanado una concreta autorización, pues aun cuando al contratista se lo autorice a recurrir a trabajo, capital o suministro de bienes por sub empresas, es aquél quien asume la responsabilidad completa de la obra frente al comitente y ello obsta a conceder una acción directa por los conceptos aludidos al subcontratista, sin que proceda tampoco una acción subrogatoria, si no ha podido verificarse el incumplimiento de las obligaciones contractuales por la administración (cf. doctrina de esta Sala, 5-10-82, en "Fergat S.A.I.C.I.F. c/ Corporación del Mercado central de la Ciudad de Buenos Aires y otra).

Siguiendo esa línea de interpretación, se ha afirmado que aun cuando los subcontratos se transfieren "sin pérdida para el contratista", ello no significa necesariamente que la administración deba pagar a éste todo lo que haya abonado a su subcontratista (cf. ibid 10/07/84, en "Marle Construcciones c/ Caja Nacional de Ahorro y Seguro"). Partes: Aes Alicura S.A. y otros c/ Resolución 600/01 ENRE (exp. 2167/99 6197/99)

Aquí se dice "deba pagar" y no que "haya pagado"

Tribunal: Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal

Sala/Juzgado: III

Tribunal: Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal

Sala/Juzgado: III

Fecha: 11-abr-2007

Cita: MJ-JU-M-12781-AR | MJJ12781 | MJJ12781

Tengamos en cuenta todo lo que un heredero puede hacer, aún no declarado tal, porque no se ha presentado a promover la sucesión de su causante.

1. - renunciar a el beneficio de inventario.

2. - perder el beneficio de inventario, por las siguientes causas:

a) Por no hacer inventario en la oportunidad temporal que fija la ley.

b) Por incurrir en actos prohibidos al heredero beneficiario, consistentes ellos en:

b.1. Realizar actos de disposición sin cumplir las formalidades impuestas por la ley.

b.2. Ocultar bienes de la sucesión u omitir fraudulentamente su inclusión en el inventario.

1. El heredero debe administrar los bienes en interés de los acreedores y rendirles cuentas -art. 3382-.

2. El heredero responde de toda culpa grave en su administración -art 3384-.

3. El heredero tiene la obligación de prestarles fianza por los perjuicios que pudiere causar su administración culpable - art. 3385-.

4. El heredero debe cumplir los recaudos legales tendientes a conservar la integridad del caudal hereditario -arts. 3389, 3390, 3393, 3405, 3409-.

5. El heredero no puede adjudicarse los bienes sucesorios sino después de que los acreedores del causante y los legatarios hayan percibido sus créditos y recibido sus legados -arts. 3371, 3379, 3382, 3405-.

A lo que se pregunta, qué bienes potencialmente pueden dispersarse fraudulentamente y que forman parte de la sucesión. En el caso de no existir para los herederos no legitimados para incoar la sucesión, un perjuicio real, que la ley estaría desprotegiendo. Y que, además se contradice con lo dispuesto por el artículo 690 del Código Procesal Civil: "El juez hará lugar o denegará la apertura del proceso, previo examen de su competencia y recepción de la prueba que resultare necesaria. Dentro del tercero día de iniciado el procedimiento, el presentante deberá comunicarlo al Registro de Juicios Universales, en la forma y con los recaudos que establece la reglamentación respectiva. A petición de parte interesada, o de oficio, en su caso, el juez dispondrá las medidas que considere convenientes para la seguridad de los bienes y documentación del causante. El dinero, los títulos, acciones y alhajas se depositarán en el banco de depósitos judiciales. Respecto de las alhajas se adoptará la misma medida, salvo que los herederos decidieren que quedaren bajo su custodia. Simplificación de los procedimientos"

En segundo lugar, en un proceso sucesorio, sólo se llegan a conocer, muchas veces, los bienes a los que tenemos derecho, a través de las instrucciones judiciales.

SALAS – TRIGO REPRESAS en su  CÓDIGO CIVIL ANOTADO Tomo 2

(Arts. 1137 a 3261) de ed. Depalma sotienen:

11. Interés del acreedor. - Para que el acreedor pueda ejercer la acción subrogatoria es menester que tenga un interés legítimo , es decir, que tenga por objeto hacer ingresar en el patrimonio del deudor algún bien sobre el cual luego pueda hacer efectivo su crédito - en este caso los antedichos -, pero sin que se le pueda exigir la prueba de la utilidad inmediata que obtendría con su ejercicio, bastando con que obtenga por finalidad mejorar la situación patrimonial de su deudor, lo que debe apreciarse según las circunstancias del caso El interés del acreedor puede resultar de la insolvencia del deudor o de un temor razonable de que caiga en ella , pero tal extremo no es indispensable .

Tampoco es necesario que el acreedor haya excutido previamente a su deudor, de manera que la existencia de otros bienes en cabeza del deudor, no obsta a la acción subrogatoria ( pág. 58 ).

Si bien es cierto que los herederos están en condiciones de tomar posesión de los bienes sin necesidad de pedírsela a los jueces, también se exponen a una acción reivindicatoria, por ejemplo, ante los otros herederos presuntos. O sea que la posesión se encuentra en un estado de incertidumbre en cuanto a sus alcances.

"El problema de la reivindicación contra condóminos está resuelto por el art. 2761 del CC, disposición que prevé el supuesto de que uno de ellos le niegue a otro su derecho a la cosa y lo prive de su posesión, uso y goce, confiriéndole expresamente la acción reivindicatoria, que en realidad se trata simplemente de una acción dirigida a que los otros comuneros reconozcan el derecho a coparticipar en el dominio.".

CCI Art. 2761

CC0000 PE, C 1684 RSD-15-96 S 21-3-1996 , Juez GESTEIRA (SD)

CARATULA: Persoglia, Osvaldo c/ Plencovich, Carlos s/ Desalojo MAG. VOTANTES: GESTEIRA-LEVATO TRIB. DE ORIGEN: JC0100

Mas esta situación no se conoce, hasta que se determinen los herederos, so pena de esta complicación, a la que no está dirigida, en este supuesto la acción reivindicatoria, y los otros herederos, pueden prevalecerse de esa situación para que le sean reconocidos sus derechos, con una pérdida de tiempo procesal incalculable.

Conclusión.

La situación cognoscitiva por medio de la cual, se puede considerar "acreedor" de la sucesión a quien puede mejorar el propio uso y goce de los bienes relictos, cuando actos fraudulentos pueden cometerse y perjudicar la situación de los otros sucesores, impone, como medida, dejar legitimados a los otros herederos. No en virtud de esas condiciones que pueden o no presentarse en el expediente, sino, en razón. de la omisión, de iniciar el proceso sucesorio, derecho, del que no hacen uso, y que puede, presumiblemente provocar que no se pueda llevar adelante la sucesión con medidas precautorias y de seguridad para evitar actos en fraude contra los restantes herederos, ya que, en estos casos, es el juez del sucesorio, quien dispone dichas medidas, y que, es una potestad - deber, para consolidar y evitar el desmedro de los activos patrimoniales que se desplazan mortis causa.

Cuando la prueba depende del Poder Judicial, no es viable exigir la condición de certidumbre en un carácter de acreedor cierto, y perfectamente delimitado su crédito, puesto que depende de las investigaciones judiciales, y, por tal motivo, se impone la regla de la acción subrogatoria siguiera para las medidas de seguridad y citación de los herederos de nombre o domicilio desconocidos o que, por cualquier otra circunstancia, sea necesaria su determinación por medio de la justicia.

Prueba por medio de la justicia ( ejemplos ).

Se han dado diversos casos, por ejemplo, el caso de la identidad mediante ADN, Documentación en Poder de Terceros, o de alguna de las partes que haga verosímil el derecho invocado, pruaba anticipada, prueba pericial contable, entre otras.

Universalidad de derechos.

Se trata, la sucesión mortis causa, de una universalidad de derechos, por lo que si el acreedor, a título particular, puede iniciar la acción sucesoria, cuanto mas el heredero, con derecho a que dichos bienes se transformen en algo concreto a fin de suceder en los bienes del difunto.