REMIS - AGENCIA DE REMIS - RELACION LABORAL - RELACION DE TRABAJO -CONTRATO TRABAJO REMISERIA - CHOFER REMIS LABORAL - RELACION DE DEPENDENCIA -VINCULO ASOCIATIVO - LOCACIÓN DE SERVICIOS - LOCACION DE OBRA - DIFERENCIAS -LOCACION DE SERVICIOS LABORAL

¿CUAL ES LA DIFERENCIA ENTRE CONTRATO DE TRABAJO Y CONTRATO DE LOCACIÓN DE SERVICIOS? ¿QUE SUCEDE EN LOS CASOS DE AGENCIAS DE REMIS EN LO LABORAL? ¿CUAL ES LA SITUACIÓN DEL CHOFER? ¿ES LA RELACIÓN DE CARÁCTER LABORAL? ¿CUAL ES LA DIFERENCIA ENTRE CONTRATO DE LOCACIÓN DE SERVICIOS Y LA RELACIÓN LABORAL?. ¿CUAL ES LA DIFERENCIA ENTRE LOCACIÓN DE SERVICIOS Y LOCACIÓN DE OBRA.  DESCARGA EN AUDIO TEXTO IMPLICA QUE LO PUEDE ESCUCHAR AL TEMA POR INTERNET O DESCARGAR ESTE CONTENIDO EN AUDIO EN SU PC.

 

 

Por el Doctor Juan Carlos Muse Generch

SI ESTE TEMA NO LE INTERESA HAGA CLIC DEBAJO PARA IR A OTRO TEMA DE DERECHO DEL ÍNDICE GENERAL 

Puede hacer clic en el subtema que le interese, aunque recomiendo la lectura completa.

Otros temas que también recomiendo leer.

EL CONTRATO DE AGENCIA DE SEGUROS - EL AGENTE INSTITORIO Y EL NO INSTITORIO - MODALIDADES CONTRACTUALES - OBLIGACIONES DEL PRODUCTOR CON RESPECTO A LA LEY, AL ASEGURADOR Y AL CLIENTE - PERSONAS A QUIENES DEBE PROTEGER Y BENEFICIAR EL PRODUCTOR O AGENTE DE SEGUROS - JURISPRUDENCIA EN LA APLICABILIDAD DE LA LEY DE DEFENSA AL CONSUMIDOR - LA NATURALEZA DE LA RELACIÓN INTERNA Y JURÍDICA ENTRE LA COMPAÑÍA DE SEGUROS Y EL PRODUCTOR O AGENTE DE SEGUROS - EL DERECHO A REMUNERACIÓN DEL AGENTE O PRODUCTOR - EL PRODUCTOR O EL AGENTE NO SON CONSIDERADOS CORREDORES - COMO SE ESTABLECE EL MONTO DE LAS COMISIONES - DIFERENCIA ENTRE PRODUCTOR, AGENTE Y ASESOR - CONTRATOS DE FALTA DE INTERÉS SOCIAL - FALTA DE INSTRUMENTACIÓN ESCRITA - CONSECUENCIAS. 

 

 

También es interesante este tema.

EL CONTRATO DE AGENCIA DEL NUEVO CÓDIGO CIVIL Y COMERCIAL DE LA NACIÓN. LAS INTERPRETACIONES MÁS AFORTUNADAS. DESAFORTUNADA REGULACIÓN LEGAL. TEMAS QUE EL ABOGADO DEBE PROCURAR RESOLVER EN EL ENTORNO DE LA MACRO ECONOMÍA ACTUAL.

También es interesante este tema.

LA OBLIGACIÓN DE INDEMNIZAR EN EL CONTRATO DE DISTRIBUCIÓN.

Introducción.

 

Doctrina

 

Caracterizaciones. Pago mensual como elemento de apreciación de la primacía de la realidad en el fuero laboral. El poder de dirección. Las obligaciones de empleado. El elemento determinante para dilucidar si estamos en presencia de un contrato de locación o de un contrato de trabajo. La caracterización no indica que el contrato sea laboral.

 

Caracterización cumplimiento de horario. El "estar" en la empresa.

 

Caracterización propia del contrato de locación de servicios.

 

Regulación legal del contrato de locación de servicios.

 

Modalidades de la locación de servicios.

 

Diferencia con el contrato de locación de obra.

 

El caso de los remiseros. ¿Hay relación de dependencia?. Jurisprudencia.

 

Jurisprudencia.

 

Vínculo asociativo entre empresa de Remis y remisero.

 

Jurisprudencia de la Provincia de Buenos Aires.

 

Conclusión.

 

 

 

 

Introducción.

 

Ambos contratos participan de una idea común, el servicio del hombre, una obligación de hacer, que puede ser propio de su actividad o profesión habitual, pero no necesariamente. Su objeto es la prestación de un servicio a favor de determinada persona, física o jurídica. E involucra una obligación de actividad, por sí, o por interpósita persona, con uso de maquinaria o sin ella. Y aún cuando se trate de una utilización de una maquinaria completa, el contrato no deja de ser de servicio, por cuanto siempre supone el conocimiento o Know How de la utilización de la misma. Se ha disputado mucho respecto de si la actividad del hombre, remunerada, involucra un contrato de trabajo, o de locación de servicios. El problema reside en los efectos propios de la locación de servicios, los cuales son muy diferentes al de la relación laboral.

En el contrato de trabajo, expreso o tácito, hay una disposición permanente en el tiempo de una persona, a cumplir tares a favor de otra, lo que constituye el efecto típico y distintivo. Esta disposición permanente, de la fuerza de trabajo de una persona hacia otra, no significa en modo alguno que la use. Basta con el sólo hecho de que ese tiempo, un tiempo determinado o no, deba prestar servicios a favor de otro. No importa si el día es ocupado o no con prestación de servicios. Alcanza con el hecho de que, una persona, física, y no jurídica, - y esta es la primer distinción - deba estar supeditando su tiempo a la disposición u orden de otra persona, que en ese caso, puede ser física o jurídica.

Vale decir, el tiempo en el que, por ejemplo, esté desarrollando determinada tarea, aunque sea de la misma índole que la que le presta a un empleador, haga que se vea obligado a jerarquizar ese tiempo, a las órdenes de otro. Es este otro el que dispone del tiempo de la persona física, sea que ese día trabaje o no, o esté realizando otra tarea en otro lugar, aún cuando se trate de la misma que realice para su empleador.

Su empleador tiene una jerarquía mayor o superior, para disponer del tiempo del trabajador. En tal sentido, por tal jerarquía, y por tal obediencia, estamos en una relación laboral, lo cual, es siempre, un contrato de trabajo, escrito o no.

En el contrato de locación de servicios, esta circunstancia no se presenta. Quien encarga un servicio determinado, lo único que solicita es que, esa persona, que, en este caso, que sí puede ser jurídica, realice determinada tarea sin esa realidad de subordinación. No es el marco descriptivo. No hay una situación de tiempo, que obedezca a los parámetros indicados, que haga interpretar en la realidad, que la otra persona está subordinada, lo que se observa a la luz de los hechos.

Ejemplos de diferencias.

Los oficios son un ejemplo. Jardinería, plomería, electricistas. No tienen relación de dependencia. Pero, si la fuerza de trabajo, está a disposición prioritaria de otra persona, reitero, física o jurídica, debiendo, incluso, abandonar, en un ejemplo, la jardinería realizada en una casa, por cuanto el tiempo del jardinero, está a disposición de otra persona, entonces hay contrato de trabajo. No debemos entender por contrato el escrito donde se instrumenta. Alguien puede estar haciendo un contrato por medio del 112 de Telecom solicitando un servicio, y, sin embargo, no hay nada escrito.

 

Doctrina.

 

Borda sostiene que no existen diferencias entre los dos contratos, y señala en una nota "Remitimos al concepto y denominación del contrato de trabajo, llamado en nuestro Código locación de servicios."  ( página 443 al tratar el contrato de garaje en su Tratado de Derecho Civil - Contratos, tomo I, editorial Abeledo-Perrot 1999 ) .Sin embargo la enorme mayoría de la doctrina, incluso, la judicial, sostiene que son dos contratos diferentes. Seguidamente expondremos la doctrina judicial.

En los autos Cabrera Fernando Raúl contra P.A.M.I. Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados sobre despido (Tribunal: Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo ) Sala la sala VII el 29-abr-2011 resolvió que "El trabajador reincorporado al PAMI a los efectos de realizar las mismas tareas que había desarrollado anteriormente debe considerarse vinculado por una relación de dependencia, descartándose la figura de locación de servicio, sin perjuicio del acuerdo suscripto entre las partes". 

 

En ese caso se valoró el principio laboral de la primacía de la realidad. Es éste un principio que, indica, que cualquiera sea la figura jurídica de la que se trate, contrato o convenio, para examinar si existe contrato de trabajo o contrato de locación de servicios, se investiga el fondo de la realidad, esto es, el cómo se ejecutaba la relación. El fallo hizo hincapié en el ardid mediante el cual, reincorporado a las órdenes de un empleador, el empleado suscribió un contrato de locación de servicios, pero, al examinar la cuestión real, la Cámara advirtió que el cumplimiento por parte de la persona cuyos servicios prestó, implicaba una relación de empleo, por la propia subordinación.

 

En los autos "Boquete Gerardo Oscar contra Asociación de Fútbol Argentino sobre despido", la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, la sala cuarta, con fecha 26-mar-2010 resolvió que, "Hay relación de dependencia en el caso de un árbitro de fútbol que ha suscripto con la demandada un contrato de locación de servicios previsto en el convenio colectivo de rito, ya que dicho contrato debe ser analizado conforme la naturaleza del vínculo entre las partes, de acuerdo al principio de la primacía de la realidad"

Se señaló en este fallo: "Hay relación de dependencia entre las partes, siendo que el actor se encontraba inserto dentro del plantel oficial de árbitros de la entidad demandada, conforme surge de las cláusulas del contrato suscripto entre las partes, por cuanto contrató los servicios de aquél para que prestara servicios, en calidad de tal, conforme las designaciones que ella efectúe, y que no podrá rehusar, y siendo que no fue contratado para ocasiones específicas, sino por un período prolongado con sujeción a los términos de los contratos de locación de servicios, estando sujeto al poder de dirección, teniendo la obligación de responder a las convocatorias, al poder disciplinario de la demandada, y en cuanto al modo de calcular la remuneración, que le era abonada en períodos regulares -mensualmente-."

 

Caracterizaciones. Pago mensual como elemento de apreciación de la primacía de la realidad en el fuero laboral. El poder de dirección. Las obligaciones de empleado. El elemento determinante para dilucidar si estamos en presencia de un contrato de locación o de un contrato de trabajo. La caracterización no indica que el contrato sea laboral.

 

Que el pago sea mensual, no significa relación de dependencia, por sí solo, e incluso puede considerarse una locación de servicios, sin embargo, cuando un juez, debe tratar de determinar cuál ha sido la realidad, la mensualidad, es un elemento a tener en cuenta.

Lo mismo sucede con el poder de dirección, otro elemento a tener en cuenta para diferenciar ambos contratos. En la locación de servicios, ese poder de dirección, puede alcanzar instructivos generales y nada mas que ello. Cuando se da la locación de servicios, la persona cuyo servicio presta a favor de otra, es la encargada, libre y discrecionalmente de prestar el servicio. Puede ser que se le fije hora, plazo, pago mensual, pero, no debe estar presente el elemento que se denomina "puesta a disposición" ( de la fuerza de trabajo ). No hay jerarquización. La persona, tal como lo he dicho, puede, no cumplir con ciertas directivas, puesto que las mismas, pueden ser contrarias al servicio que se presta y cómo se debe prestar. Puede ser también que el pago sea mensual, pero lo que no puede suceder, so pena de considerarse a la relación como laboral, es el principal elemento caracterizador, esto es, que el servicio sea siempre el mismo, con caracteres de permanencia. Pero insisto, esto es caracterizador del contrato de trabajo en orden a establecer qué clase de vínculo jurídico ha existido, pero no significan, estos elementos, caracterizadores de una relación laboral, el que exista contrato de trabajo. El elemento determinante para éste contrato, es la obligación que asume el empleado, de dejar un tiempo, aún mirando televisión en su casa, por dar un ejemplo. Pero de ese tiempo, es dueño el empleador.

 

Caracterización cumplimiento de horario. El "estar" en la empresa.

 

 Así se ha dicho "Se acredita la existencia de un contrato de trabajo y no puede entenderse que las partes se hayan vinculado por medio de una locación de servicios, si el ingeniero demandante cumple un horario, realiza labores en las instalaciones de la empresa o donde se realizan sus construcciones y pasa factura para cobrar su salario"  ( Blanco Rivero Fernando E. contra Cooperativa Ltda. de Obras Sanitarias y servicios anexos de Venado Tuerto sobre demanda laboral Cámara de Apelación en lo Civil, Comercial y Laboral de Venado Tuerto, fecha: 3-jun-2011).

 

La caracterización realizar labores en las instalaciones de la empresa no significa de por sí, una relación laboral, pues el contrato de locación de servicios, puede tener que ejecutarse dentro de las instalaciones, pero, no deja de ser un indicio, a la hora en la que los magistrados deben evaluar si hubo locación de servicios o contrato de trabajo, conforme al principio de la primacía de la realidad.

Sí es un elemento determinante, el cumplimiento de un horario, el cual, es, como se ha dicho, el tiempo, que a todas luces, y a no dudarlo, debe el trabajador dedicarse a sus tareas, aún cuando no haga nada ese día, duerma, descanse, o esté trabajando en otro lugar, y deba abandonar ese trabajo para cumplir con el otro.

 

Caracterización propia del contrato de locación de servicios.

 

El artículo 1623 del Código Civil establece "La locación de servicios es un contrato consensual, aunque el servicio hubiese de ser hecho en cosa que una de las partes debe entregar. Tiene lugar cuando una de las partes se obligare a prestar un servicio, y la otra a pagarle por ese servicio un precio en dinero. Los efectos de este contrato serán juzgados por las disposiciones de este código sobre las "Obligaciones de hacer"

 

Regulación legal del contrato de locación de servicios.

 

Lorenzetti , también distingue el contrato de trabajo contra el contrato de locación de servicios: Primero ) el trabajo dependiente se encuentra regulado en la ley especial de contrato de trabajo 20.744 y sus modificatorias; Segundo ) el trabajo autónomo, comprendiendo los servicios en general, se guía por las normas de las obligaciones de hacer, c) los servicios profesionales están regulados por la legislación especial que les resulte aplicable; d) la locación de obra intelectual se rige por la ley especial 11.723 y subsidiariamente por las disposiciones comunes; e) los contratos de obra y servicios destinados al consumidor se regulan por la ley 24.240 ( de defensa del consumidor ). Ello sin perjuicio, que, ante un vacio legal, alguna disposición resulte aplicable a determinado régimen.

El contrato de locación de servicios como obligación de hacer.

Como hemos visto, el artículo 1623 del Código Civil, establece que "Los efectos de este contrato serán juzgados por las disposiciones de este código sobre las "Obligaciones de hacer"

Respecto de este tipo de obligaciones, reguladas en el Código Civil, diremos, que, la locación de servicios, no es una obligación de resultado. Un ejemplo de ello lo constituyen médicos y abogados, quienes no pueden asegurar los resultados y perciben por sus trabajos "honorarios"

 

Modalidades de la locación de servicios.

 

Hemos visto que en la locación de servicios, el Código Civil, remite en su regulación a las obligaciones de hacer.

El autor Aníbal Atilio Alterini sostiene y distingue:

 

"La distinta naturaleza de las obligaciones de hacer y de dar incide en el modo de ejecución forzada o por tercero.... Los contratos pueden crear distintas especies de obligaciones de hacer. a) Fungibles y no fungibles. Estas últimas son intuítu personae. obligación de dar un concierto que asume contractualmente un director de orquesta es no fungible. b) Instantáneas y permanentes. Las instantáneas (de un solo acto o de tracto único) se extinguen con una sola actividad mediante la cual la obligación es cumplida. Las permanentes (o de tracto sucesivo) tienen cierto grado de perdurabilidad, se desarrollan en diversas unidades de tiempo, y comprenden a las continuadas y a las periódicas. El contrato de suministro de gas pone a cargo del empresario una obligación continuada; el contrato de locación de servicios del jardinero que debe atender un jardín una vez por semana genera una obligación periódica. c) De servicio y de obra. Las obligaciones de hacer de servicio recaen sobre una prestación de actividad (operis) que es independiente de la consecución del resultado, tomándose en cuenta el trabajo en sí; las de obra tienen como finalidad la realización de un determinado resultado {opus), por ejemplo, el transporte de un container, que es cumplido sólo si es llevado a destino." ( Atilio Aníbal Alterini -página 578, "Contratos Civiles, Comerciales y de Consumo, editorial Abeledo Perrot )

 

Diferencia con el contrato de locación de obra.

 

Como bien ha señalado ese autor, la locación de obra, es una obligación que se asume como de resultado. La obra, como tal, debe ser correctamente hecha. Esta circunstancia, de obtener dicho resultado, no se da en la locación de servicios.

Luego, y como dice el mencionado autor, el servicio puede ser fungible, fungible, significa que puede intercambiarse sin que produzcan ningún perjuicio para su dueño, pues son iguales en su esencia mientras se respete su cantidad y calidad. Esto rige para la locación de obra, cuando se entrega una obra determinada, u otra cosa, producto del contrato de locación de obra, que reviste iguales características. También puede decidirse que una locación de servicios, puede ser fungible: por ejemplo, que un estudio de abogados, asigne a un determinado letrado para una causa determinada, habiéndose contratado con el Estudio Jurídico en sí, el cual se hace responsable, por lo que haga otro abogado a quien contrata, puesto que si bien, cuando se contrata a un abogado, generalmente se lo toma en consideración a su persona, puede no ser así necesariamente. Como en el ejemplo dado.

Las obligaciones de hacer no fungibles, o sea, no reemplazables, son las enderezadas a la consideración de determinada persona en especial. En el ejemplo que ha dado el autor Alterini, el dar un concierto por determinada persona. En este caso, es tomada especialmente las cualidades especiales de esa persona, a fin de dar el concierto. Y aunque, por lo general, es lo que sucede cuando se contrata con profesionales, como he dicho, abogados y médicos que puse como ejemplo, no necesariamente ello tiene que ser así, como se ha dicho.

La obligación de hacer en la locación de servicios como instantánea o permanente.

También, y como he señalado, el servicio puede ser permanente, no siendo eso lo determinante para decidir que hay contrato de trabajo. Lo permanente es lo que tiene una tendencia a la continuidad, y no significa que la continuidad se produzca. Basta la tendencia. Así por ejemplo, cuando contrato siempre al mismo jardinero, la realidad indica una continuidad, o mejor dicho, una tendencia a dicha continuidad, pero, no es esto el elemento determinante para saber si la relación es laboral, hay otras caracterizaciones, siendo la principal, y como he señalado, la "puesta a disposición de una persona física de su tiempo, para estar a disposición de otra persona, aunque ello signifique, que deje sus tareas habituales, que deje de mirar televisión, o deje de dormir, o cualquier otra actividad". Lo relevante es, que la fuerza laboral de la persona, esté a determinado tiempo, a entera disposición de otra, situación ésta, que no se presenta en la locación de servicios.

Pero, como he señalado, una cosa, es la permanencia, que puede indicarle al juez, o puede llamarle la atención, en la investigación de los hechos para saber si, en verdad, puede estar en una relación laboral, pero no es la nota esencial, sino un mero elemento de referencia.

Por ello el autor mencionado habla de la posibilidad de asumir obligaciones de hacer, como en el caso de locación de servicios, con notas de permanencia, sin que ello involucre una relación laboral.

 

El caso de los remiseros. ¿Hay relación de dependencia?. Jurisprudencia.

 

Es el caso más destacado, mas propagado. Para responder a si hay una relación laboral. Por lo general la respuesta no es afirmativa: no hay relación laboral como tampoco locación de servicios. Se ha acertado en señalarse que, lo que existe, es un vínculo asociativo. Sin embargo, si se demuestra lo esencial que hace a un vínculo de relación de dependencia, esto es, la disposición laboral, la puesta o disposición del tiempo propio, sólo para trabajar para determinada empresa de remis, puede dar lugar a que se considere a la relación como laboral. Que en manos del demandante laboral, es que tiene que demostrarse el extremo, en el sentido de que toda su fuerza laboral, estaba sólo y tan sólo a disposición de la empresa de remis. Y si ello no se demuestra palmariamente, la jurisprudencia se inclina por lo que denomina "vínculo asociativo". Mas, si como he señalado, debe cumplir funciones, y disponer de su tiempo, para una empresa de remis, y sólo ella, y lo acredita, el vínculo será laboral.

 

Jurisprudencia.

 

En la causa "Marchione Alejandro Antonio contra López Fretes Gustavo Aníbal sobre despido" la: Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo Sala I, con fecha  fecha: 18-sep-2007 decidió:

1.-Corresponde confirmar la sentencia apelada en cuanto consideró no probada la pretendida relación laboral invocada por el actor -remisero- atento que, si bien se parte de la presunción del artículo 23 de la LEY DE CONTRATO DE TRABAJO, si la empleadora demuestra que no celebraron efectivamente un contrato de trabajo o no se comportaron en la ejecución de la relación como trabajador y empleador, dicha presunción cae. En el caso, no surge elemento idóneo alguno que revele la prestación de servicios personales del actor a favor de la firma demandada.

2.-De las normas que regulan la actividad, ninguna de éstas determinan la existencia de una relación laboral entre conductor y quien tiene una agencia de remise, sin perjuicio de que denotan características similares a las que podrían existir en una relación laboral. El hecho de que el actor se encontrara adscripto a una agencia debidamente autorizada y fiscalizada por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, no implica por sí solo la existencia de la relación laboral entre ambos, ya que dichos recaudos están estipulados para el legal giro comercial de las agencias de remises. Para establecer qué relación unía a las partes debe evaluarse las condiciones contractuales pactadas.

3.-No debe confundirse el hecho negativo con la simple negación de los hechos en oportunidad de contestar la demanda. El demandado no tiene que probar la inexistencia del fundamento de la pretensión de los actores toda vez que los presupuestos del hecho constitutivo deben ser probados por quien pretende sentencia favorable.

 

El fallo completo es el siguiente:

 

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los 18 días del mes de Septiembre de 2.007, reunida la Sala Primera de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, para dictar sentencia en la causa del epígrafe, y de acuerdo a la correspondiente desinsaculación, se procede a votar en el siguiente orden:

EL DOCTOR PIRRONI DIJO:

I) Contra la sentencia de fojas 455/458 y su aclaratoria de fojas 460 apela la parte actora a fojas 470/481. La demandada, por su parte, cuestiona la regulación de sus honorarios (ver fojas 468/469).

El accionante se queja porque la Sra. Juez de grado consideró que no se ha probado la relación de dependencia con la agencia de remises "Flowers" explotada por el Sr. López Fretes cuando, según su criterio, de las constancias acompañadas a la causa surge claramente la vinculación mantenida. Señala que "si bien la carga de la prueba del actor era probar que trabajaba para la agencia, la de ésta, al negar el vínculo y afirmar que desconocía al actor, era llevar a la comprobación de la supuesta titularidad de los coches.". Indica que los testimonios ofrecidos dan cuenta que el actor diariamente se encontraba en la agencia y allí recibía cada una de las indicaciones y órdenes a cumplir. Refiere que el local de la remisería se encuentra habilitado a nombre del demandado y que hay dos automotores registrados a nombre de dicho empresario, circunstancia que también se verifica a través del informe presentado por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Finalmente, apela los honorarios regulados a favor del letrado de la demandada y Sra. perito contador, por considerarlos elevados.

II) Ante todo debo destacar que, más allá del esfuerzo dialéctico intentado por la parte, la queja esbozada no cumple debidamente con los recaudos exigidos en el artículo 116 LO en el sentido que no se formula una crítica concreta y razonada de los fundamentos del fallo de grado, ni se indican con precisión los errores de hecho ni de derecho en los cuales habría incurrido el Sr. .Juez de grado. No obstante, sólo con el fin de preservar la garantía constitucional de defensa en juicio de la parte y dar, de este modo, satisfacción al apelante procederé a su análisis.

Sentado lo expuesto, en primer lugar, corresponde destacar que la pretensión del recurrente de que era la demandada la que debería haber probado que el demandado no prestó servicios como chofer y la titularidad de los autos en cuestión, no resiste el menor análisis. De acuerdo con la normativa procesal "incumbirá la carga de la prueba a la parte que afirme la existencia de un hecho controvertido." (argumento artículo 377 CÓDIGO PROCESAL CIVIL Y COMERCIAL). En tal sentido, no debe confundirse el hecho negativo con la simple negación de los hechos en oportunidad de contestar la demanda (argumento artículo 356 inciso 1 del CÓDIGO PROCESAL CIVIL Y COMERCIAL y artículo 71 LO), en cuyo supuesto el demandado no tiene que probar la inexistencia del fundamento de la pretensión del actor, toda vez que los presupuestos del hecho constitutivo deben ser probados por quien pretende sentencia favorable.

Ahora bien, el accionante se queja porque la prueba obrante en autos y del análisis efectuado en el pronunciamiento de grado, el Sr. Sentenciante arriba a una solución que -según su criterio- resulta contraria a dicho razonamiento. Al tal fin, invocada la relación de naturaleza laboral por parte del Sr. Marchione y desconocida ésta por la demandada, quedaba a cargo del accionante demostrar los extremos en los cuales fundaba su pretensión y, en caso afirmativo, verificar la procedencia -o no- de las indemnizaciones reclamadas (argumento artículo 377 CÓDIGO PROCESAL CIVIL Y COMERCIAL).

Al respecto, estimo que el análisis realizado por el Sr. Juez de grado resultó exacto toda vez que, tal como ya he señalado con anterioridad en casos análogos al presente (ver, entre otros, "Reyes Daniel Alberto contra Autoremy Sociedad de Responsabildad Limitada y otros sobre despido", Sentencia Definitiva número 80.726 del 9 de junio de 2003, del registro de esta Sala), ".de las normas que regulan la actividad, ninguna de éstas determinan la existencia de una relación laboral entre conductor y quien tiene una agencia de remis, sin perjuicio de que denotan características similares a las que podrían existir en una relación laboral. En efecto, el hecho que el actor se encontrara adscripto a una agencia debidamente autorizada y fiscalizada por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, no implica por sí solo la existencia de la relación laboral entre ambos, ya que dichos recaudos están estipulados para el legal giro comercial de la aquí demandada. Para establecer que relación unía a las partes debe evaluarse las condiciones contractuales pactadas.".

 

En tal sentido y si bien no soslayo las referencias de las declaraciones testimoniales a que hace mención el recurrente (ver relato del Sr. Davis de fojas 131/3, González de fojas 147/9, Moreno de fojas 163/5, Espada de fojas 327/8 y Gil de fojas 329/331), considero que las mismas no resultan suficientes a los fines pretendidos toda vez que del relato brindado por los citados deponentes no surge elemento idóneo alguno que revele la prestación de servicios personal del actor a favor de la firma demandada, tal como se invoca en el inicio (cfr. fojas21/31).

Así, los testigos antes citados coinciden al indicar que los móviles utilizados por la demandada se encuentran debidamente inscriptos y sus choferes están registrados o habilitados por la autoridad de control. Asimismo del relato brindado por el Sr. Scapellato (ver fojas152/153) surge que, si bien habría prestado servicios para el accionado junto con el actor, manifiesta que ello ocurrió en el año 1995, período que no fuera denunciado por el propio accionante en el inicio (es decir, período septiembre/2004 a mayo/2005).

En cuanto a las demás alegaciones del memorial recursivo, tengo en cuenta que es jurisprudencia de la CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA NACIÓN que no resulta necesario seguir a las partes en todas y cada una de sus argumentaciones, bastando hacerse cargo de las que resulten conducentes para la decisión del litigio (cfr. Fallos 272:225; 274:113; 276:132; 280:320, entre otros) y, con tal base, no las encuentro eficaces para rebatir la valoración realizada precedentemente.

En consecuencia, por todos los motivos expuestos, considero que del análisis de las constancias de la causa, analizadas en un todo armónico y de conformidad con las reglas de la sana crítica (argumento artículo 386 CÓDIGO PROCESAL CIVIL Y COMERCIAL y artículo 90 LO) no surge acreditado que el actor hubiera efectuado la conducción de distintos vehículos que la firma le habría proporcionado tal como invocara en el libelo inicial, por ello la presunción derivada del artículo 23 LEY DE CONTRATO DE TRABAJO no deviene operativa. Tal como ya he señalado ".en estos casos, si bien se parte de la presunción, si la empleadora demuestra que no celebraron efectivamente un contrato de trabajo o no se comportaron en la ejecución de la relación como trabajador y empleador, dicha presunción cae." (ver autos "Reyes Daniel Alberto contra Autoremy SRL y otros sobre despido", ya citado). En virtud de lo expuesto, propongo desestimar la queja articulada y, en su mérito, confirmar lo decidido en grado.

III) De conformidad con el mérito y calidad de los trabajos realizados en Primera Instancia, valor económico del juicio, rubros que resultaron procedentes, resultado final del pleito y facultades conferidas al Tribunal, estimo que los honorarios regulados a favor de la representación letrada de la demandada, así como los fijados a favor de la Sra. perito contador interviniente, establecidos en las sumas de $. y $., respectivamente (cfr. aclaratoria de foja460) resultan adecuados, por lo que propongo sean mantenidos (artículo 38 LO y normas arancelarias de aplicación).

IV) Estimo que las costas de Alzada deberían imponerse a cargo del recurrente, en su carácter de objetivamente vencido (argumento artículo 68 CÓDIGO PROCESAL CIVIL Y COMERCIAL), a cuyo efecto propongo regular los honorarios de los Sres. letrados firmantes a fojas 468/469 - 483 - 489 y fojas 470/481 - 498/502 en las sumas de $.- y $.- respectivamente (artículo 38 LO y normas arancelarias de aplicación).

De compartirse mi voto, correspondería: a) Confirmar el fallo apelado en todo cuanto fue materia de recursos y agravios; b) Fijar las costas de Alzada a cargo del accionante vencido; c) Regular los honorarios de los Sres. letrados firmantes a fojas 468/469 - 483 - 489 y fojas 470/481 - 498/502 en las sumas de pesps y peros - respectivamente.

EL DOCTOR VILELA DIJO: Que por análogos fundamentos adhiere al voto que antecede.

A mérito de lo que resulta del precedente acuerdo, SE RESUELVE: a) Confirmar el fallo apelado en todo cuanto fue materia de recursos y agravios; b) Fijar las costas de Alzada a cargo del accionante vencido; c) Regular los honorarios de los Sres.letrados firmantes a foja 468/469 - 483 - 489 y fojas 470/481 - 498/502 en las sumas de pesos- y pesos- respectivamente.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

 

Vínculo asociativo entre empresa de Remis y remisero.

 

Otro fallo, a mi entender, mas acertado, ha señalado en los autos "Martínez Carlos Hugo y otros contra Aérea S.A. otros sobre despido" Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo Sala segunda fecha:  4 de noviembre de 2010

"Los actores no se comprometieron a poner su capacidad personal a disposición de la sociedad demandada, sino que establecieron con ella un vínculo de carácter asociativo con el fin de brindar servicios de transporte de pasajeros mediante un acuerdo sobre el porcentaje de lo recaudado el cual denota claramente que eran los principales beneficiarios de la actividad que desplegaban."

 

El sumario de ese fallo señala:

 

1.-Corresponde revocar la sentencia de grado y rechazar la demanda interpuesta en tanto los testimonios producidos a instancia de los codemandados en autos, unidos a los que se produjeron a propuesta de los actores, terminan por revelar que los accionantes se desempeñaron en forma independiente, como empresarios dedicados al transporte de pasajeros por su propia cuenta y riesgo, sumado a que, por otra parte, el contrato de trabajo que regula la LEY DE CONTRATO DE TRABAJO ., sólo puede concebirse establecido con un empresario o empresa que dirige la actividad desplegada por una persona, como parte de los medios personales y materiales que organiza para la consecusión de un fin -conf. Artículo 5 LEY DE CONTRATO DE TRABAJO.- y la existencia de un acuerdo acerca del porcentaje sobre lo recaudado por los automóviles que manejaban los actores -el 80% para los choferes y el 20% para la empresa-, denota claramente que los actores eran los principales beneficiarios de la actividad que desplegaban.

2.-Resulta suficientemente acreditado que los actores no se comprometieron, esencialmente, a poner su capacidad personal a disposición de la sociedad demandada, sino que establecieron con ella un vínculo de carácter asociativo con el fin de brindar servicios de transporte a terceros -pasajeros-, y en el marco de dicha relación asociativa los actores no sólo aportaban un vehículo y se hacían cargo del gasto esencial para su funcionamiento -combustible- y de otros relacionados con la actividad -costo del servicio de comunicaciones- sino que, además, tenían una participación en la recaudación cuatro veces superior a la de la demandada, tales circunstancias, obviamente, no reflejan las condiciones típicas de una relación dependiente; y, como se ve, el servicio contratado no requería de la prestación personal de los accionantes, ya que, en ciertos tramos de la relación que mantuvieron con la demandada, los vehículos que manejaban los actores también fueron conducidos por otras personas -hermanos de éstos-.

3.-La posibilidad de sustituir la prestación personal por la de otra persona, no se adecúa al objeto propio de una relación laboral -conf. artículo 37 LEY DE CONTRATO DE TRABAJO.-, y en consecuencia, si el accionante realizaba tareas de remisero empleando un automotor propio, que era manejado alternativamente por él o un chofer que le respondía, aún cuando efectuara dicha labor en ocasión del giro del negocio del demandado, no conforma una vinculación de carácter dependiente, atento que la prestación laboral era fungible y no intuitu personae.

4.-Si de los términos de la demanda, se desprende que los actores se comprometieron a realizar servicios de remisería en Aeroparque y que, a tal efecto, asumieron la carga de aportar a la relación vehículos -de su propiedad o alquilados por su propia cuenta y riesgo-, por lo que cabe analizar si el objeto esencial de la prestación a su cargo consistía en el mero aporte de su capacidad personal de trabajo; o si, por el contrario, tenían por objeto la obtención de un resultado - opus - en cuyo logro lo fundamental era el transporte de pasajeros y no el trabajo personal de cada uno de los actores, en efecto, de los propios términos de la demanda se desprende que, en función del servicio de traslado de personas que efectuaron, para incorporarse a la sociedad demandada, debían aportar el automóvil y hacerse cargo de todos los gastos de combustible, seguros, mantenimiento, patente, reparaciones, e higiene; y que, debido a ello percibían el 80% del precio que se cobraba por cada viaje, ello no acredita en forma alguna el presunto carácter subordinado de sus prestaciones.

5.-Los accionantes no han producido prueba que acredite en forma fehaciente el presunto carácter subordinado de sus prestaciones; y, realmente, nada demuestra que, para cumplir con el servicio de transporte de pasajeros, hayan estado sujetos al cumplimiento de la asistencia regular que invocaron el inicio, ni a un control de horarios, ni a las facultades de dirección y disciplinarias ejercidas por la sociedad codemandada, sino que por el contrario, se desprende que existen elementos de prueba que revelan el carácter autónomo de la prestación llevada a cabo por ambos accionantes.

6.-Si todos los testigos que declararon a instancia de la parte actora, afirmaron ser acreedores de la demandada , por tener juicio pendiente, ya sea por supuestos haberes impagos, supuestas horas extras, y supuesto trabajo al margen de registración; o por reclamos de ganancias en su carácter de accionistas, en tales condiciones, es evidente que les comprenden las generales de la ley -argumento artículo 441 CÓDIGO PROCESAL CIVIL Y COMERCIAL.- y que, en la medida que existe identidad en los intereses de los actores y de los testigos, no es posible asegurar la objetividad de las declaraciones de estos últimos.

7.-Si bien se señaló que si no se cumplían los horarios se suspendía a los choferes, luego se dijo que no podía precisarse si, concretamente, los actores habían sido suspendidos por ese motivo y que no sabía cuáles eran los requisitos para que un chofer comenzara a prestar servicios en la empresa; pero que sí se sabía que eran todos socios o amigos de años y que no podía entrar cualquiera y que todos se comunicaban con Nextel, con el playero y con los choferes, y que este servicio de comunicaciones era contratado por la empresa pero que cada uno se hacía cargo de su Nextel, descontando el gasto correspondiente a cada chofer del importe que recibía de acuerdo al plan -con o sin teléfono-, y sumado a que no se aporta evidencia de que existiera un control de horario de los accionantes ejercido por la demandada y que los autos con los que transportaban a los pasajeros eran provistos por los propios choferes; todo ello denota claramente que los actores asumían importantes cargas económicas en el desenvolvimiento de su actividad que excluye la ajenidad propia de todo vínculo contractual de naturaleza laboral.

8.-Si bien se señaló que los choferes cumplían su horario que a veces era de más de doce horas, luego se explicó que, cuando dejaban de trabajar, llamaban a la playa y pedían que los anotaran como retirados , de lo cual se desprende que los propios actores decidían el horario en que concluían su labor; y en tal contexto, cabe calificar a los actores como empresarios -aun cuando fueran pequeños- dedicados al transporte de pasajeros, puesto que no ha sido probado que sus prestaciones hayan estado sujetas a un poder de dirección y organización ajeno, y siendo que auto-organizaban económica y jurídicamente su actividad, ya que, además de su propia capacidad de trabajo personal, contaban con la de un tercero -en este caso un hermano de ambos actores- quien también se desempeñó como chofer en cualquiera de los autos que aportados por los actores.

9.-En función la actividad llevada a cabo por cuenta propia -transporte de pasajeros-, es que se asociaron a la codemandada, y tal integración no tuvo por objeto poner su capacidad de trabajo a disposición de la sociedad, sino -como se ha visto- la de canalizar los servicios empresarios que brindaban a terceros con sus automóviles y por intermedio de algún otro chofer, a través de un modo que consideraron provechoso pues, obviamente, les permitía contar con una apreciable cantidad de clientes, a la que de otro modo no hubieran accedido, a cambio de la entrega de un porcentaje de su ganancia.

 

Jurisprudencia de la Provincia de Buenos Aires.

 

La jurisprudencia de la provincia de Buenos Aires, en sentido similar, destaca:

"Poco importa que la relación que se entabla entre quienes manejan los automóviles de su propiedad y las agencias de remís no sea un vínculo de dependencia laboral sino meramente contractual de derecho privado (tema discutible), ya que desde el punto de vista civil, aquellos "dependen" de estas en los términos del artículo 1113, 1° párr. del CÓDIGO CIVIL Como ha dicho la casación provincial, en la responsabilidad obligacional indirecta para que el deudor sea civilmente responsable por el hecho del auxiliar no es necesario que exista una relación de dependencia o de subordinación." Cámara Civil y Comercial Primera Artículo 1113 CC0001 ME 112683 RSD-183-9 S 9-3-2009 , Juez IBARLUCIA (Sentencia Definitiva )

CARÁTULA: Gutiérrez, María V y ot. contra Aguirre de Crosato, Antonia sobre Daños y perjuicios MAGISTRADOS VOTANTES: Ibarlucía- Sánchez

 

Conclusión.

 

Más allá de todo lo expuesto, en esta subpágina, las diferencias entre locación de servicios y de trabajo, son claras, en la primera, no hay un tiempo permanente de disponibilidad del tiempo de fuerza laboral a favor del contratista. Mientras que en el contrato de trabajo o relación laboral sí. En cuanto a la jurisprudencia de los remiseros, choferes, mientras no se demuestre, por ahora, y en forma concluyente, esa puesta a disposición, el vínculo de trabajo entre agencias de remis, y choferes, será meramente asociativo.

 

Descarga en audio texto. Es el texto transformado a audio. En este caso al presionar el botón amarillo que está debajo, aparecerán dos relojes, y dos tipos de descarga, una, gratuita, la otra en modo pago. Ud. Hace clic en descarga gratuita. Con lo cual comenzará una cuenta regresiva. Cuando la misma finalice, debe introducir dos palabras como si abriera una cuenta de mail. Luego le hace clic en “descargar el fichero” y comienza la descarga en audio del contenido de este tema. Puede ser que la página hipervinculada no tenga el contenido por miedo a las persecuciones de los Estados Unidos en materia de derechos de autor. En tal caso regrese a la lectura en el modo sistematizado que se le ha dado al contenido.