DAÑOS Y PERJUICIOS OCASIONADOS POR EL TRABAJADOR - MEDIDAS CAUTELARES FUNDADAS EN LA VINCULACIÓN LABORAL - FALTA DE POSIBILIDAD DE COMPENSACIÓN DE CRÉDITOS - EL CONTRATO DE TRABAJO COMO ELEMENTO PARA UNA MEDIDA CAUTELAR. DESCARGA EN AUDIO TEXTO IMPLICA QUE LO PUEDE ESCUCHAR AL TEMA POR INTERNET O DESCARGAR ESTE CONTENIDO EN AUDIO EN SU PC.

Por el doctor Juan Carlos Muse Generch.

 

SI ESTE TEMA NO LE INTERESA HAGA CLIC DEBAJO PARA IR A OTRO TEMA DE DERECHO DEL ÍNDICE GENERAL

Puede hacer clic en alguno de estos subtemas, si busca algo puntual, aunque recomiendo la lectura completa.

Introducción.

Daños ocasionados por el trabajador.

Supuestos de responsabilidad contractual y extracontractual.

Medidas Cautelares.

Falta de cumplimiento de las obligaciones laborales por parte del empleador o del trabajador. Procedencia del reclamo por daños y perjuicios. Compensación de créditos laborales y no laborales.

Medidas cautelares posibles.

Introducción.

El contrato de trabajo.

Sabido es que, el contrato de trabajo, carece de formalidades. Basta con que se pruebe la relación laboral, que, con la misma, se da por establecido el contrato de trabajo, incluso por las presunciones legales. Al respecto el art. 23 de la ley de contrato de trabajo 20.744 señala: "El hecho de la prestación de servicios hace presumir la existencia de un contrato de trabajo, salvo que por las circunstancias, las relaciones o causas que lo motiven se demostrase lo contrario. Esa presunción operará igualmente aún cuando se utilicen figuras no laborales, para caracterizar al contrato, y en tanto que por las circunstancias no sea dado calificar de empresario a quien presta el servicio.". Y el art. 50 que señala: "El contrato de trabajo se prueba por los modos autorizados por las leyes procesales y lo previsto en el artículo 23 de esta ley."

Incluso las sentencias dictadas por contemplación a los arts. 55 ( omisión en la exhibición de los libros ), 57 ( intimaciones del trabajador no respondidas en dos días hábiles ). Mas las causas que coadyudan a la convicción judicial en orden a una supuesta mala fe, o intencionalidad del empleador 178 ( presunción de despido por causa de embarazo entre un medio mes y 7 meses ), por causa de matrimonio, cuando el despido se produjere dentro de los tres meses anteriores al matrimonio y 6 posteriores ( art. 181 ). Incluso, para el trabajo que elaboro, es importante recordad el art. 14 de la mencionada ley ( Nulidad por fraude laboral ) "Será nulo todo contrato por el cual las partes hayan procedido con simulación o fraude a la ley laboral, sea aparentando normas contractuales no laborales, interposición de personas o de cualquier otro medio. En tal caso, la relación quedará regida por esta ley". El art. 17: "Por esta ley se prohibe cualquier tipo de discriminación entre los trabajadores por motivo de sexo, raza, nacionalidad, religiosos, políticos, gremiales o de edad"

Todo esto conforma lo que hace declarar a un juez o tribunal, la causal de despido, y la morfología de la extinción del contrato de trabajo.

Ahora bien, el contrato de trabajo, al propio tiempo, contiene deberes a cargo del trabajador. Los mismos están establecidos en los principios generales del Derecho y en los arts. 62. "Las partes están obligadas, activa y pasivamente, no sólo a lo que resulta expresamente de los términos del contrato, sino a todos aquellos comportamientos que sean consecuencia del mismo, resulten de esta ley, de los estatutos profesionales o convenciones colectivas de trabajo, apreciados con criterio de colaboración y solidaridad.", Art. 63. ( principio de la buena fe`), art. 64 que faculta a la organización económica de la empresa al empleador, y su dirección ( 65 ) con capacidad d modificar razonablemente las modalidades de la relación laboral.

Pone lo expresado, en evidencia que el contrato de trabajo, no es un contrato ajeno a las normas generales atinentes a los contratos en general, lo demuestran los deberes a cargo de ambas partes.

Por consiguiente, si de la relación laboral, o contrato de trabajo, se determinasen conductas, tanto del empleador como del empleado, que pudieran motivar el ejercicio de acciones civiles, las mismas, están sujetas al régimen general de los contratos y actos jurídicos del Código Civil, en particular, y como elemento central, del art. 1.198 del Cód. Civil.

Daños ocasionados por el trabajador.

Por consiguiente, todo daño que, teniendo correspondencia con la relación laboral, el trabajador hubiese ocasionado a su empleador, es resarcible, conforme al criterio mismo con el que el principal responde por los daños ocasionados a terceros realizados por el dependiente, con la facultad del principal de resarcirse de dichos daños del dependiente mismo. Por ende, con el mismo objeto, los daños ocasionados por el dependiente al principal pueden ser resarcidos, salvo excepciones ( ver tema LA RESPONSABILIDAD POR LOS HECHOS DE LOS DEPENDIENTES, DE LOS HIJOS, ACCIONES DE REEMBOLSO, DAÑOS SUFRIDOS POR LOS DEPENDIENTES, ACCIONES JUDICIALES POSIBLES CONTRA LOS PRINCIPALES, LA LIBERTAD DEL DEPENDIENTE, SU POSIBILIDAD DE DAR UNA RESPUESTA NEGATIVA A LA ENCOMIENDA DEL PRINCIPAL, LA RESPONSABILIDAD CONSIGUIENTE, SUPUESTOS DE ACCIONES LEGALES ENTRE PRINCIPAL Y DEPENDIENTE, POSIBILIDAD DE ENTRAR EL PRINCIPAL EN EL LITIGIO ENTRE LA VÍCTIMA Y EL DEPENDIENTE, ETC. ) haciendo clic aquí.

Supuestos de responsabilidad contractual y extracontractual.

Hay principios rectores que nada tienen que ver con la conducta de las personas, que provienen, no de las reglas establecidas en los contratos, sino de los principios generales del Derecho, como la obligación genérica de no dañar.

Caso.

Si bien está discutida la cuestión, la jurisprudencia bonaerense se inclina por la responsabilidad extracontractual, ante el usuario, Vale decir, que aún mediando un contrato, entre el mismo y la Autopista, se considera que la responsabilidad parte de otros principios ( en contra la mayoría de las Cámaras Civiles de la Capital Federal ).

Existe responsabilidad extracontractual cuando hay un deber preexistente que es genérico (deber general de no dañar), e indeterminado en cuanto a los sujetos pasivos, que viene impuesto por la ley, y que rige por el mero hecho de la convivencia social.Y que, en cambio, es calificable como contractual cuando hay un deber preexistente específico y determinado, tanto en relación al objeto como al sujeto obligado. Y por aplicación del argumento extraído del art. 16 del C. Civil, rige aún los supuestos en que no hay contrato, pues se trata -en propiedad- de responsabilidad derivada del incumplimiento de obligaciones con fuente en un acto lícito. Escrutando una posible responsabilidad contractual, va de suyo que no la hay bajo el primero de los supuestos recién enunciados, sin que quepa hallarla demostrada con el comprobante del pago del "peaje", desde que éste no constituye la contraprestación del usuario por la utilización de la ruta.

CCI Art. 16

CC0002 SI 93374 RSD-116-4 S 20-5-2004 , Juez MALAMUD (SD)

CARATULA: López c/ Autopistas del Sol s/ Daños y perjuicios MAG. VOTANTES: Malamud-Bialade

Esto puede significar que si los principios rectores, están vinculados, no con las normas contractuales, sino con los allí denominados deberes genéricos, el contrato, nada tiene de relación con lo que el empleado dañosamente haga.

Pero no pueden quedar dudas de que las formas de ejecución de los contratos, no pueden omitirse como fuente de responsabilidad. Y los laborales no escapan, por no existir distinción, a esa tónica.

La relación de trabajo posee deberes que están vinculados a la organización de la empresa, a la que se le reconoce al empleador, en virtud de lo normado por el art. 64 a organizar su empresa.

Por ello en los autos  Masciotta José y otros c/ Entidad Binacional Yaciretá s/ Despido de la Corte Suprema de la Nación, en el considerando 13 se lee:

13) Que a ello cabe añadir que si bien el abuso del derecho y la buena fe son principios esenciales de nuestro ordenamiento jurídico, la cámara no pudo dejar de ponderar que también lo es la autonomía de la voluntad (art. 1197 del Código Civil) que, aun cuando es objeto de limitaciones en materia laboral (Fallos: 306:1799, entre otros), en el caso guarda estrecho nexo con las facultades de dirección y administración empresaria (arts. 64 y 65 de la Ley de Contrato de Trabajo).

Tribunal: Corte Suprema de Justicia de la Nación Fecha: 13-jul-2004 Cita: MJ-JU-M-8407-AR | MJJ8407 | MJJ8407

En consecuencia, no puede haber discusión respecto a la forma de cumplimiento de los deberes por parte del trabajador en el marco de un contrato de trabajo, que pudo haber ocasionado daños a su empleador, por lo que serán resarcibles, en la órbita contractual.

Medidas Cautelares.

Por consiguiente, pueden deducirse medidas cautelares en función de un contrato bilateral en los términos del art. 209 del CPCC que establece: "Podrá pedir embargo preventivo el acreedor de deuda en dinero o en especie que se hallare en alguna de las condiciones siguientes:... 3. Que fundándose la acción en un contrato bilateral, se justifique su existencia en la misma forma del inciso anterior, debiendo en este caso probarse además sumariamente el cumplimiento del contrato por parte del actor, salvo que éste ofreciese cumplirlo o que su obligación fuese a plazo."

Falta de cumplimiento de las obligaciones laborales por parte del empleador o del trabajador. Procedencia del reclamo por daños y perjuicios. Compensación de créditos laborales y no laborales.

Lo que el Código Civil establece es la inexistencia de posibilidad de reclamar por mora, cuando existe mora ajena al decir el art. 510 del Código Civil: "En las obligaciones recíprocas, el uno de los obligados no incurre en mora si el otro no cumple o no se allana a cumplir la obligación que le es respectiva".. Sin embargo, cuando los hechos generadores son distintos, la mora ingresa a partir de la obligación de indemnizar cada hecho generador. Por lo que no es posible la aplicación de este artículo, cuando media una deuda laboral y una deuda civil, ya que ambas son de distinta naturaleza y tratamiento. No es posible, por lo tanto, aplicar la bilateralidad de los contratos cuando de los mismos no surge dicho elemento. En el campo laboral, una de las prestaciones está constituída, por la prestación del trabajo. En el orden civil, por otras circunstancias, que, si bien, tuvieron que nacer, forzosamente, del contrato de trabajo, son ajenas al tratamiento específico de la ley 20.744 de orden protectorio y alimentario del trabajador.

En este sentido, no puede haber compensación, desde que "5.-Para que una obligación resulte exigible es menester que pueda ser actualmente reclamada por el acreedor, en el sentido de no estar sujeta a plazo o a condición, y no puede considerarse expedita y exigible una obligación cuyos contenidos cuantitativos no se hallan actualmente determinados y cuya existencia depende de un eventual reconocimiento judicial, dado que no se trata de una deuda de origen convencional en sentido estricto, sino legal, en el que el nacimiento de la obligación se halla subordinado a la determinación jurisdiccional de la existencia de un supuesto de responsabilidad civil en cabeza de la accionante" Eons Cargas S.A. c/ Citibank N.A. s/ ordinario

Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial

Sala/Juzgado: C

Fecha: 30-sep-2011

Cita: MJ-JU-M-69735-AR | MJJ69735 | MJJ69735

Por otro lado, el art. 510 del Código Civil está vinculado al 1201 del Código Civil que señala "la denominada exceptio non adimpleti contractus , que consagra el artículo 1201 del CCiv. y que impide al actor reclamar el cumplimiento del contrato cuando no ha probado haber cumplido con las obligaciones a su cargo. La norma en cuestión es coincidente, por otra parte, con la prescripción del artículo 510 del CCiv., que establece que en las obligaciones recíprocas uno de los obligados no incurre en mora si el otro no cumple o no se allana a cumplir la obligación que le es respectiva" ( Botto Enrique Dante c/ Daniel Hadida Construcciones S.A. s/ cumplimiento de contrato Tribunal: Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, Sala/Juzgado: M, Fecha: 14-jun-2007, Cita: MJ-JU-M-13237-AR | MJJ13237 | MJJ13237 ).

 Siendo que el art. 1201 mencionado, por su claridad establece "En los contratos bilaterales una de las partes no podrá demandar su cumplimiento, si no probase haberlo ella cumplido u ofreciese cumplirlo, o que su obligación es a plazo".

Y en lo relativo a la compensación de créditos se ha normado en el art. 825 del Código Civil es terminante en este aspecto: "No son compensables la deudas de alimentos, ni las obligaciones de ejecutar algún hecho"

Como consecuencia de la distinta naturaleza del crédito, y de su tratamiento legal, los hechos que dan origen, además deben estar liquidados.

Por ende, no existiendo relación entre un crédito y otro, no es oponible la excepción de incumplimiento contractual a la acción o medida cautelar que se destine por motivos de orden civil que no son, precisamente, los alimentarios tutelados en la ley 20.744.

Medidas cautelares posibles.

Dependiendo de la envergadura del hecho generador, y habiendo mediado necesidad de relación o contrato laboral para la ejecución del acto ilícito civil, es plenamente aplicable el art. 209 del Código Procesal Civil y Comercial, en cuanto dice "Podrá pedir embargo preventivo el acreedor de deuda en dinero o en especie que se hallare en alguna de las condiciones siguientes:... 3. Que fundándose la acción en un contrato bilateral, se justifique su existencia en la misma forma del inciso anterior, debiendo en este caso probarse además sumariamente el cumplimiento del contrato por parte del actor, salvo que éste ofreciese cumplirlo o que su obligación fuese a plazo."