DUPLICACIÓN DE INDEMNIZACIONES ESPECIALES.  INDEMNIZACIONES ALIMENTARIAS E INDEMNIZACIONES SANCIONES. LA DUPLICACIÓN DE LA DUPLICACIÓN DE INDEMNIZACIÓN LABORAL - LA NECESIDAD DE PUNTUALIZAR EN LA DEMANDA EL CÁLCULO PRECISO SUSTENTO DE LA PRETENSIÓN INDEMNIZATORIA. DEMANDAS INFLADAS EN SU MONTO TOTAL.

DESCARGA EN AUDIO TEXTO IMPLICA QUE LO PUEDE ESCUCHAR AL TEMA POR INTERNET O DESCARGAR ESTE CONTENIDO EN AUDIO EN SU PC. GRATUITAMENTE, COMO ASIMISMO PASARLO A UN EQUIPO DE AUDIO O CELULAR, COMO DESEE.


DEMANDAS LABORALES EXAGERADAS EN SU MONTO - CASOS DE COSTAS POR VENCIMIENTO PARCIAL - LA PLUS PETICION INEXCUSABLE - LA DEMANDA LABORAL CON INDEMNIZACIONES DUPLICADAS - INDEMNIZACIONES ESPECIALES BASE DEL CALCULO INDEMNIZATORIO - LIQUIDACIÓN EXPLICADA

 

 Por el doctor Juan Carlos Muse Generch.

SI ESTE TEMA NO LE INTERESA HAGA CLIC DEBAJO PARA IR A OTRO TEMA DE DERECHO DEL ÍNDICE GENERAL.

 

Puede hacer clic en cualquiera de estos subtítulos si no desea una lectura completa, la que recomiendo.

 

Las indemnizaciones remuneratorias y las indemnizaciones sanción. ¿Posible duplicación de todas?

 

La supuesta aplicación conjunta de las indemnizaciones de a la ley 24013 y 25323.

 

Reclamo global o indefinido en las demandas laborales. Necesidad de cálculos precisos realizados en la demanda.

 

Costas por vencimiento parcial.

 

Efectos de las costas por vencimiento parcial. Consecuencias.

 

 

 

Las indemnizaciones remuneratorias y las indemnizaciones sanción. ¿Posible duplicación de todas?

 

Las indemnizaciones especiales al trabajador, no son duplicables en virtud de leyes especiales tales como la ley 24.013 y la 25.323, las referidas a las ya previstas por razones de embarazo, y toda otra sanción vinculante a la causa del despido. Se toman en cuenta las remuneraciones dicen las leyes específicas como la del embarazo. Al referirse a remuneraciones, no se hace alusión a sanciones. De acuerdo a este criterio, conforme la legislación vigente, las mencionadas sanciones obran en distintas partes de la ley de contrato de trabajo ( 20.744 ) y de acuerdo a las mismas observamos que, el  art.  24 referido a un incumplimiento:  Los efectos del incumplimiento de un contrato de trabajo, antes de iniciarse la efectiva prestación de los servicios, se juzgarán por las disposiciones del derecho común, salvo lo que expresamente se dispusiera en esta ley.- Dicho incumplimiento dará lugar a una indemnización que no podrá ser inferior al importe de un (1) mes de la remuneración que se hubiere convenido, o la que resulte de la aplicación de la convención colectiva de trabajo correspondiente . Como puede advertirse se trata de una sanción y no de una indemnización computable. Tiene por sí una autonomía independiente de la remuneración efectiva.

Otro caso es el del art. 80 que establece en el último párrafo: " Si el empleador no hiciera entrega de la constancia o del certificado previstos respectivamente en los apartados segundo y tercero de este artículo dentro de los dos (2) días hábiles computados a partir del día siguiente al de la recepción del requerimiento que a tal efecto le formulare el trabajador de modo fehaciente, será sancionado con una indemnización a favor de este último que será equivalente a tres veces la mejor remuneración mensual, normal y habitual percibida por el trabajador durante el último año o durante el tiempo de prestación de servicios, si éste fuere menor. Esta indemnización se devengará sin perjuicio de las sanciones conminatorias que para hacer cesar esa conducta omisiva pudiere imponer la autoridad judicial competente."

También aquí se observa otra cosa que una sanción, y no de una remuneración.

En efecto, el art. 103 de la Ley 20.744 dispone que "A los fines de esta ley, se entiende por remuneración la contraprestación que debe percibir el trabajador como consecuencia del contrato de trabajo. Dicha remuneración no podrá ser inferior al salario mínimo vital. El empleador debe al trabajador la remuneración, aunque éste no preste servicios, por la mera circunstancia de haber puesto su fuerza de trabajo a disposición de aquél.". El resto de otros conceptos que forman parte de sanciones, no son remuneraciones y no pueden  liquidarse ni doblarse como si fueran sueldos percibidos.

Salario es equivalente a remuneración conforme art. 104. Formas de determinar la remuneración.

El salario puede fijarse por tiempo o por rendimiento del trabajo, y en este último caso por unidad de obra, comisión individual o colectiva, habilitación, gratificación o participación en las utilidades e integrarse con premios en cualquiera de sus formas o modalidades.

Por lo tanto sólo las remuneraciones están alcanzadas por estas obligaciones que detallo:

Art. 138. Recibos y otros comprobantes de pago. Todo pago en concepto de salario u otra forma de remuneración deberá instrumentarse mediante recibo firmado por el trabajador, o en las condiciones del artículo 59 de esta ley, si fuese el caso, los que deberán ajustarse en su forma y contenido en las disposiciones siguientes: Art. 139.Doble ejemplar. El recibo será confeccionado por el empleador en doble ejemplar, debiendo hacer entrega del duplicado al trabajador. Art. 140. Contenido necesario. El recibo de pago deberá necesariamente contener, como mínimo, las siguientes enunciaciones: a) Nombre íntegro o razón social del empleador y su domicilio y su Clave Unica de Identificación Tributaria (C.U.I.T); (Inciso sustituido por art. 1º de la Ley N° 24.692 B.O. 27/9/1996), b) Nombre y apellido del trabajador y su calificación profesional y su Código Unico de Identificación Laboral (C.U.I.L.); (Inciso sustituido por art. 1º de la Ley N° 24.692 B.O. 27/9/1996), c) Todo tipo de remuneración que perciba, con indicación substancial de su determinación. Si se tratase de porcentajes o comisiones de ventas, se indicarán los importes totales de estas últimas, y el porcentaje o comisión asignada al trabajador, d) Los requisitos del artículo 12 del decreto-ley 17.250/67, e) Total bruto de la remuneración básica o fija y porcentual devengado y tiempo que corresponda. En los trabajos remunerados a jornal o por hora, el número de jornadas u horas trabajadas, y si se tratase de remuneración por pieza o medida, número de éstas, importe por unidad adoptado y monto global correspondiente al lapso liquidado. f) Importe de las deducciones que se efectúan por aportes jubilatorios u otras autorizadas por esta ley; embargos y demás descuentos que legalmente correspondan. g) Importe neto percibido, expresado en números y letras. h) Constancia de la recepción del duplicado por el trabajador. i) Lugar y fecha que deberán corresponder al pago real y efectivo de la remuneración al trabajador. j) En el caso de los artículos 124 y 129 de esta ley, firma y sello de los funcionarios o agentes dependientes de la autoridad y supervisión de los pagos. k) Fecha de ingreso y tarea cumplida o categoría en que efectivamente se desempeñó durante el período de pago.

Entre otras formalidades, sólo alcanzan a las remuneraciones con contraprestación laboral, con la sola excepción "aparente" de lo establecido en el art. 141; El importe de remuneraciones por vacaciones, licencias pagas, asignaciones familiares y las que correspondan a indemnizaciones debidas al trabajador con motivo de la relación de trabajo o su extinción, podrá ser hecho constar en recibos por separado de los que correspondan a remuneraciones ordinarias, los que deberán reunir los mismos requisitos en cuanto a su forma y contenido que los previstos para éstos en cuanto sean pertinentes. Es decir, en estos casos, no se trata verdaderamente de excepciones, sino que se advierte que también son remuneraciones laborales.

Las sanciones son embargables, no así las remuneraciones (Las remuneraciones debidas a los trabajadores serán inembargables en la proporción resultante de la aplicación del artículo 120, salvo por deudas alimentarias ).

La indemnización por antigüedad y falta de preaviso también es inembargable dado ese carácter alimentario.

El mismo carácter lo tiene la indemnización por aguinaldo proporcional, vacaciones no gozadas y diferencias salariales que se hayan verificado.

Los días no laborables u optativos forman parte del total de remuneraciones por la propia relación de trabajo.

Están incluidos como concepto alimentario, las indemnizaciones por motivo de infortunios laborales ( art. 208 ley 20.744 ) junto a las indemnizaciones en especie ( asistencias médicas y medicamentos, por ejemplo ), siempre que se curse debidamente el aviso al empleador ( art. 209 ).

Misma es la solución para el caso de servicio militar ( art. 214 ).

En cambio la "remuneración - sanción" no tiene correlato en contraprestación alguna por parte del trabajados, y así sucede en el caso de despido por causa de matrimonio de art. 182. Indemnización especial.- En caso de incumplimiento de esta prohibición, el empleador abonará una indemnización equivalente a un año de remuneraciones, que se acumulará a la establecida en el artículo 245.

Una situación de indemnización especial se percibe en el art. 178: "Se presume, salvo prueba en contrario, que el despido de la mujer trabajadora obedece a razones de maternidad o embarazo cuando fuese dispuesto dentro del plazo de siete y medio (7 y 1/2) meses anteriores o posteriores a la fecha del parto, siempre y cuando la mujer haya cumplido con su obligación de notificar y acreditar en forma el hecho del embarazo así, en su caso, el del nacimiento. En tales condiciones, dará lugar al pago de una indemnización igual a la prevista en el artículo 182 de esta ley."

El art. 182 prevé una indemnización - castigo: que  es igual a la indemnización por despido por causa de matrimonio.

Estas son sanciones, no conceptos remuneratorios.

Las sanciones pueden acumularse a las indemnizaciones del art. 245 ( despido sin causa ), pero no se pueden usar a las sanciones como elemento de cálculo indemnizatorio.

 

La supuesta aplicación conjunta de las indemnizaciones de a la ley 24013 y 25323.

 

Jurisprudencia.

 "La ley 25.323 dispuso la duplicación de la indemnización del art. 245 L.C.T. para el supuesto de relaciones defectuosamente registradas, con la expresa aclaración de que el incremento de su art. 1º no es acumulable con las indemnizaciones de la ley 24.013. Es evidente entonces que se trata de reparaciones previstas para el mismo supuesto, por eso cuando proceden unas (las de la Ley Nacional del Empleo), no es admisible la otra (la del art. 1 ley 25.323). Y adviértase que aquellas (las de la L.N.E.) según la ley, proceden en contra del empleador que consignare en la documentación laboral una fecha de ingreso posterior a la real, o una remuneración menor que la percibida por el trabajador. Sala V, S.D. 73.408 del 9/9/2011 Expte Nº 32895/2007 “Micheltorena Maria Agustina c/ Club de Gimnasia y Esgrima Asociación Civil s/ Despido”. (Del voto de la Dra. García Margalejo, en minoría). UTSUPRA: A0053233644.-

"La ley 25.323 dispuso la duplicación de la indemnización del art. 245 L.C.T. para el supuesto de relaciones defectuosamente registradas, con la expresa aclaración de que el incremento de su art. 1º no es acumulable con las indemnizaciones de la ley 24.013. Es evidente entonces que se trata de reparaciones previstas para el mismo supuesto, por eso cuando proceden unas (las de la Ley Nacional del Empleo), no es admisible la otra (la del art. 1 ley 25.323). Y adviértase que aquellas (las de la L.N.E.) según la ley, proceden en contra del empleador que consignare en la documentación laboral una fecha de ingreso posterior a la real, o una remuneración menor que la percibida por el trabajador. (Del voto de la Dra. García Margalejo, en minoría). CNAT Sala V Expte Nº 32895/07 Sent. Def. N° 73.408 del 9/9/201 1 “Micheltorena, Maria Agustina c/ Club de Gimnasia y Esgrima Asociación Civil s/ despido”.(García Margalejo – Zas – Arias Gibert). UTSUPRA: A0055467426."    

  "La ley 25.323 dispuso la duplicación de la indemnización del art. 245 L.C.T. para el supuesto de relaciones defectuosamente registradas, con la expresa aclaración de que el incremento de su art. 1º no es acumulable con las indemnizaciones de la ley 24.013. Es evidente entonces que se trata de reparaciones previstas para el mismo supuesto, por eso cuando proceden unas (las de la Ley Nacional del Empleo), no es admisible la otra (la del art. 1 ley 25.323). Y adviértase que aquellas (las de la L.N.E.) según la ley, proceden en contra del empleador que consignare en la documentación laboral una fecha de ingreso posterior a la real, o una remuneración menor que la percibida por el trabajador" BN 314 Del voto de la Dra. García Margalejo, en minoría. 32895/2007 MICHELTORENA MARIA AGUSTINA C/ CLUB DE GIMNASIA Y ESGRIMA ASOCIACION CIVIL S/ DESPIDO 9/09/11 73408 CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO. Sala V UTSUPRA: A0055867070.

 

Reclamo global o indefinido en las demandas laborales. Necesidad de cálculos precisos realizados en la demanda.

 

"Todo reclamo por diferencias salariales requiere como punto de partida y de modo indispensable pautas mínimas suficientes para que el sentenciante pueda pronunciarse sobre la validez del pedimento, exigencia insoslayable aun cuando el trabajador no esté inscripto en los libros y registraciones laborales del empleador porque la presunción iuris tantum a favor de sus afirmaciones (art. 55, L.C.T.), como la inversión del onus probandi sobre el monto y cobro de las remuneraciones (art. 39, dec. ley 7718/71) no operan cuando dichos montos sólo son objeto de reclamo global." SCBA LP L 85312 S 25/04/2007 Juez PETTIGIANI (SD)

Carátula: Jara Mendoza, Efrén y otros c/Gutovich, Pedro y otros s/Fondo de desempleo, etc.

Magistrados Votantes: Pettigiani-Kogan-Genoud-Hitters-de Lázzari.

En dicho fallo, en la parte considerativa podemos observar el deber de realizar el cálculo y podemos leer:

 "No obstante ello, le asiste razón al recurrente en cuanto denuncia que el órgano de la instancia de origen infringió la doctrina legal elaborada por esta Corte sobre la improcedencia de las pretensiones volcadas globalmente. En este sentido, como acertadamente afirma, el Tribunal que integro ha resuelto reiteradamente que todo reclamo por diferencias salariales requiere como punto de partida y de modo indispensable pautas mínimas suficientes para que el sentenciante pueda pronunciarse sobre la validez del pedimento, porque la presunción iuris tantum a favor de sus afirmaciones (art. 55, L.C.T.), como la inversión del onus probandi sobre el monto y cobro de las remuneraciones (art. 39, ley 11.653) no operan cuando dichos montos sólo son objeto de reclamo global (conf. causas L. 43.203, sent. del 28-XI-1989; L. 44.442, sent. del 4-XII-1990; L. 46.541, sent. del 13-VIII-1991; L. 54.563, sent. del 27-XII-1994; L. 68.587, sent. del 26-X-1999; L. 68.742, sent. del 5-VII-2000; L. 71.536, sent. del 21-II-2001; L. 72.878, sent. del 6-VI-2001; L. 74.274, sent. del 16-X-2002; L. 80.468, sent. del 12-V-2004, entre muchas otras).

2. Bien pueden advertirse entonces las diferencias de los supuestos en los cuales este Tribunal avalara la desestimación de las pretensiones plasmadas globalmente -caracterizadas por tratarse de reclamos salariales en los cuales era necesario establecer su viabilidad o procedencia, exigiéndose en tal caso que la demanda contenga un específico y detallado cálculo de los importes reclamados- con el que concurre en la especie. En efecto, es dable destacar que en el caso bajo examen la procedencia del pedimento se encuentra claramente comprobada mientras que, la imprecisión se encuentra exclusivamente referida a una cuestión de cuantificación o mensura del rubro.

Empero conviene recordar que los importes porcentuales adeudados a los promotores del juicio se encuentran legalmente definidos, en una fórmula que -es preciso admitir- permite en el sub judice, habida cuenta los elementos básicos acreditados -como la fecha de ingreso, categoría, horario, jornal de cada uno de los trabajadores (si bien al mes de julio de 1985, ver recibos fs. 3, 11, 18, 30, 41, 51) y el convenio colectivo de aplicación (vered. 1ª. cuestión, fs. 364)- la realización de los cálculos respectivos.

"En este sentido, como el propio órgano a quo señaló en el pronunciamiento (v. fs. 372), el aporte al fondo de desempleo cuya procedencia ha sido verificada en la especie, conforme lo dispone el art. 15 de la ley 22.250 equivale, durante el primer año de la prestación de servicio, al "doce por ciento (12%) de la remuneración mensual, en dinero, que perciba el trabajador en concepto de salarios básicos y adicionales establecidos en la convención colectiva de trabajo de la actividad", con más -en su caso- los incrementos que indica. A partir del primer año de antigüedad, el aporte se reduce al 8% igualmente calculado (conf. ant. cit.).

En tales condiciones y habida cuenta que las escalas salariales contenidas en el convenio de trabajo de aplicación no se encuentra sujeta a prueba en juicio (art. 8º, L.C.T.) debiendo obrar en poder del tribunal, o éste -eventualmente- requerirlo, las copias autenticadas de los mismos (art. 40 párr. 5º, ley 11.653) se advierte inequívocamente la falacia del razonamiento plasmado por el órgano de origen respecto de la imposibilidad de realizar los cálculos pertinentes sobre la acreencia de los actores por los aportes al fondo de desempleo cuya viabilidad fuera determinada y, por conducto de tal desacertada visión del caso sometido a juzgamiento, la infracción de la doctrina legal incorrectamente aplicada.

De modo que si bien la demanda no contiene las sumas específicas percibidas mensualmente por cada uno de los actores durante el transcurso de la relación laboral, la deuda de aportes que ha sido verificada en el caso resulta -al menos- fácil y verosímilmente liquidable mediante el procedimiento de calcular los porcentajes respectivos establecidos por la ley sobre los salarios de convenio correspondientes a la categoría de los promotores del juicio durante el tiempo de cada vínculo laboral acreditado.

Es dable agregar que, en la solución que promuevo, no se trata de trasladar al tribunal el deber que incumbe a la parte de acreditar la procedencia de los rubros reclamados supliendo su inactividad o desidia y relevándola de la carga que le asiste de demostrar los presupuestos fácticos en que sustentó su pretensión -postura que ha sido invariablemente desechada por este Tribunal (conf. causas L. 57.670, sent. del 22-X-1996; L. 69.516, sent. del 1-XII-1999; L. 78.030, sent. del 2-VII-2003), sino de posibilitar, ante la inequívoca acreditación de esos extremos, la consagración del valor justicia -deber primordial de los jueces y pilar fundamental del adecuado servicio que garantiza el art. 18 de la Constitución nacional- por conducto de la ineludible y trascendental misión del tribunal del trabajo como director e investigador del proceso (arts. 12, ley 11.653 y 39 inc. 3º, Constitución provincial).

 IV. Por lo expuesto, corresponde hacer lugar al recurso deducido y revocar la sentencia impugnada en cuanto desestimó el reclamo de aportes al fondo de desempleo, que merece acogimiento. Los autos deberán ser devueltos al tribunal de origen en el que se practicará la liquidación correspondiente. Costas de esta instancia a cargo de la parte demandada, como así también las de la instancia de origen por el rubro en cuestión (arts. 289, C.P.C.C. y 19, ley 11.653)."

 

Costas por vencimiento parcial.

 

La jurisprudencia desecha las costas por vencimiento parcial, cuando el monto pretendido sólo exceda al cálculo base de las indemnizaciones. Pero no, cuando el rubro no corresponda reclamar.

Las demandas suelen dividirse en rubros de reclamación con sub cálculos realizados a la pretensión total. Sin embargo, hay casos en los que se evidencia inflar la suma, y, en este sentido, las duplicaciones de indemnizaciones, pueden, o podrían a su vez volverse a duplicar e indefinidamente. Estas reclamaciones no las puede ignorar quien las reclama, por lo que cabe aceptar las costas por el exceso.

"La sanción que prevé el art. 275 de la LCT (conducta temeraria y maliciosa). y la plus petitio inexcusable a que se refiere el art. 20 de dicho cuerpo legal constituyen dos institutos distintos que se reforman en principios diferentes y que pueden ser resueltas por el Tribunal de Trabajo con argumentos disímiles, sin que se afecte -viole- el derecho de igualdad ante la ley (conf. SCBA; Ratti c/Renzi TySS - 1984 - 744). Las normas de la LCT que regulan la materia (art. 20 y 275). no pueden desconocerse, sin perjuicio de que el art. 52 de la Ley Procesal Laboral y el art. 71 CPCC permitan llegar al mismo resultado en razón del principio jerarquía normativa (art. 31 CN) "A., S. L. c/ LOS ALPES S. A. s/ Cobro de Haberes y Despido s/ Inaplicabilidad de Ley" (Expte. No. 16465/02 STJ). ,(17-09-02). LUTZ - SODERO NIEVAS - BALLADINI.

 

Efectos de las costas por vencimiento parcial. Consecuencias.

 

Las sumas por costas por vencimiento parcial se restan de las sumas entregadas en concepto de indemnización, por lo que al inflar el monto pretendido suele convertirse en un bumerang que perjudica a quien reclama en plus.