QUE ES EL CONCURSO DE DELITOS - CÓMPUTO - PENA MAXIMA Y MINIMA - EL CONCURSO REAL - EL CONCURSO IDEAL - PENA MAXIMA Y MINIMA ´LA REINCIDENCIA - UNIFICACIÓN DE PENAS - CONCURSO APARENTE - CRITERIO DE UNIFICACIÓN DE PENAS - LIBERTAD CONDICIONAL - UNIFICACIO

 

 

CONCURSO DE DELITOS según Ley 11.179- QUÉ QUIERE DECIRSE CON CONCURSO DE DELITOS? EL CONCURSO DE DELITOS – EL CONCURSO IDEAL – EL CONCURSO APARENTE – EL CONCURSO REAL Y LA ACUMULACIÓN DE ACCIONES – LA REITERACIÓN DELICTIVA - CONCURSO MATERIAL O REAL DE DELITOS O ACUMULACIÓN PROCESAL DE ACCIONES PENALES–CONCURSO REAL DE DELITOS. PENAS DE DISTINTA ESPECIE - LA INHABILITACIÓN Y LA PENA DE MULTA -ORDEN DE GRAVEDAD DE LAS PENAS- UNIFICACIÓN DE LAS PENAS. -JUEZ DE LA UNIFICACIÓN - UNIFICACIÓN Y REINCIDENCIA -  UNIFICACIÓN Y ACCESORIA DEL ARTÍCULO 52 -  UNIFICACIÓN Y LIBERTAD CONDICIONAL - INDIVIDUALIZACIÓN DE LA PENA UNIFICADA - UNIFICACIÓN Y PENAS EXTINGUIDAS.

 

DESCARGA EN AUDIO TEXTO IMPLICA QUE LO PUEDE ESCUCHAR AL TEMA POR INTERNET O DESCARGAR ESTE CONTENIDO EN AUDIO EN SU PC. GRATUITAMENTE, COMO ASIMISMO PASARLO A UN EQUIPO DE AUDIO O CELULAR, COMO DESEE.

 

 

Por la Doctora Mónica Viviana Breglia Arias

SI ESTE TEMA NO LE INTERESA HAGA CLIC DEBAJO PARA IR A OTRO TEMA DE DERECHO DEL ÍNDICE GENERAL

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

HAGA CLIC EN CUALQUIERA DE LOS TEMAS QUE ABAJO SE DETALLAN SI NO DESEA UNA LECTURA COMPLETA

 

 

El concurso ideal.

 

El concurso aparente.

 

Concurso real de delitos. Acumulación de acciones.

 

La reiteración delictiva.

 

Concurso material o real de delitos o acumulación procesal de acciones penales.

 

Concurso real de delitos. Penas de distinta especie.

 

La inhabilitación y la pena de multa

 

Orden de gravedad de las penas

 

Unificación de las Penas.

 

Juez de la unificación

 

Unificación y reincidencia. 

 

Unificación y accesoria del artículo 52.

 

Unificación y libertad condicional

 

Individualización de la pena unificada.

 

Unificación y Penas extinguidas

 

 

 

 

 

El concurso ideal.

 

El art. 54 del Código Penal Argentino, establece que cuando un hecho cayera bajo más de una sanción, se aplicará solamente la que fijare pena mayor.

 

La aplicación de la pena del delito mayor. Cuando una persona comete un hecho que cae bajo más de una sanción penal, se llama a esto concurso ideal. La pena que se aplica es la del delito mayor.

Esto se diferencia del concurso real, que es cuando una persona comete varios hechos independientes que caen bajo distintas sancionaos penales, la pena que se aplica es la que se considera que el tope mayor es la que se obtiene de la suma de las distintas penas mayores de esos delitos, siendo el tope mínimo el más alto del minino de los delitos cometidos. También resulta un concurso real el de haber transgredidlo con varios hechos independientes una misma figura penal, por ejemplo, robos reiterados.

 

El concurso aparente.

 

Muchas veces una conducta ataca a dos o más normas, pero de esta manera una de las normas describe cierto tramo de la conducta de la otra en su totalidad. Pero la descripción de la primera es más extensa.

Pongamos un ejemplo de concurso aparente. Se amenaza a una persona para que haga determinada cosa, por ejemplo, abandonar un pueblo. Luego, con la misma amenaza se le dice que deberá aportar una suma de dinero.

En ambos casos el mail con el que se amenaza es el mismo. En el primer caso se ha cometido el delito de amenazas calificadas del art. 149 bis del Código Penal, inciso segundo. Ahora bien, ese tramo que consistió en haber pedido después dinero, es un plus en la conducta y ese plus ya es delito de extorsión. No se produce entonces un concurso al estar abarcada toda la conducta del primer delito en el segundo delito, más un plus que es la exigencia de dinero, en este caso vemos que hay una relación de subsunción o especialidad, pero también es un buen ejemplo para graficar el concurso aparente.

En otros casos las infracciones son del mismo carácter, lesiones, por ejemplo. Pero de lesiones leves se llega en el hecho a las gravísimas.

Desde ya que la pena del último delito es la que se aplica. Es otra forma de concurso llamada de progresividad.

Otra forma de este concurso es la alternatividad. Por ejemplo, hay un estupro no hay una violación, es decir si hay consentimiento podría haber una situación licita, por falta de tipicidad, pero si la edad de la aparentemente violada es menor de dieciséis años y mayor de trece, y es inmadura sexualmente y el sujeto activo es mayor de veintiún años y se ha aprovechado de esa inmadurez, se dan las condiciones de otra figura alternativa, el estupro.

 

Concurso real de delitos. Acumulación de acciones.

 

Establece el art. 55 de nuestro Código Penal que cuando concurrieren varios hechos independientes con una misma especie de pena, la pena aplicable al reo tendrá como minino, el minino mayor y como máximo la suma aritmética de las penas máximas correspondientes a los diversos hechos.

Sin embargo, esta suma no podrá exceder de cincuenta años de reclusión o prisión.

 

La reiteración delictiva.

 

Mientras el concurso ideal de leyes es una convergencia de tipos penal que se superponen de modo particular respecto de un hecho delictuoso único, se denomina genéricamente concurso real o también se lo llama material a una pluralidad de hechos independientes, imputados a un mismo sujeto, en un único proceso. Algunos autores sostienen que existe concurso real cuando mediante la comisión de diversos hechos punibles, el autor ha creado los presupuestos para su enjuiciamiento simultáneo.

Si sumamos lo que debemos tener para que se produzca el concurso real encontramos que debe haber por un lado la concurrencia de pluralidad de acciones y por el otro lado la posibilidad de enjuiciamiento conjunto.

Las penas en su máximo serán la sumatoria de las penas máximas correspondientes. La pena mínima tendrá como tope menor, el minino mayor de los varios hechos. El nuevo régimen dejo de lado toda discusión al respecto en cuanto a que el monto de la pena no puede superar los cincuenta años.

 

Concurso material o real de delitos o acumulación procesal de acciones penales.

 

 En realidad, cuando hablamos de concurso material de delitos en muchas oportunidades estamos hablando de acumulación de acciones penales. Si se trata de una formación de un proceso penal, todavía no está probada la existencia de uno o más delitos, ni sus modalidades de comisión. De esta forma, la acumulación de acciones penales es solo eso y por tanto de naturaleza sustancialmente procesal.

Los hechos que concurren pueden ser dolosos o culposos, violar las mismas figuras, o distintas figuras y prever pena de igual o distinta especie. Esto  está previsto en los artículos 55 y 56 del Código Penal.

Ahora veamos el art. 56.

 

Concurso real de delitos. Penas de distinta especie.

 

El artículo 56 del Código Penal establece que cuando concurrieran varios hechos independientes reprimidos con penas divisibles de reclusión o prisión, se aplicara la pena más grave, teniendo en cuenta los delitos de pena menor.

Si alguna de las penas no fuera divisible, se aplicara ésta únicamente, salvo el caso en que concurrieren la de prisión perpetua y la de reclusión temporal, en que se aplicara reclusión perpetua.

La inhabilitación y la multa se aplicaran siempre sin sujeción a lo dispuesto en el párrafo primero.

 

Concurso material y penas de diferente especie. Hipótesis comprendida. Como los delitos concursan materialmente, la aplicación de una pena se hace sobre la base de su acumulación, si tenemos una misma especie de pena. Ya hemos dicho que el art. 55 regla esto. Para el tope máximo se suman los máximos, el tope mínimo se fija en el tope mínimo mayor. Esto ya lo habíamos dicho cuando comentamos el artículo anterior.

Esto sucede cuando se trata de la misma especie de pena. Pero otra cosa es cuando estamos hablando de penas de diferente especie, por ejemplo si una pena es de prisión y la otra de reclusión.

 

Veamos que sucede cuando las penas son de diferente especie, ambas temporales. Conforme el artículo 24 la pena de prisión se convierte en reclusión, no obstante aplicar la regla del artículo 55.

Debemos tener en cuenta aquí algo muy importante y es que la Corte Suprema de Justicia ha interpretado que no se debe hacer diferencias entre reclusión y prisión.

 

La inhabilitación y la pena de multa

 

Estas penas si están previstas se sumaran a las penas privativas de libertad, conforme lo que haya resultado de la aplicación de los artículos que se trataron anteriormente.

El principio de acumulación aquí está previsto en el párrafo 3ro. ya que dispone que la inhabilitación y la multa se van a aplicar siempre sin sujeción a lo dispuesto en el párrafo 1ro.

 

Orden de gravedad de las penas.

 

A los efectos del artículo anterior la gravedad relativa de las penas de diferente naturaleza se determinara por el orden en que se hayan enumeradas en el artículo 5. Este orden es el siguiente, reclusión, prisión, multa e inhabilitación.,

 

Unificación de las Penas.

 

Conforme el artículo 58, las reglas precedentes se aplicaran también en el caso en que después de una condena pronunciada por sentencia firme se deba juzgar a la misma persona que este3 cumpliendo pena por otro hecho distinto o cuando se hubieren dictado dos o más sentencias firmes con violación de dichas reglas. Corresponderá al juez que haya aplicado la pena mayor dicta, a pedido de parte, su única sentencia, sin alterar las declaraciones de hechos contenidas en las otras.

Cuando por cualquier causa la justicia federal, en autos en que3 ella haya intervenido no pueda aplicar esta regla, lo hará la justicia ordinaria nacional o provincial que conoció en la infracción pena, según sea el caso.

El motivo por el cual estas reglas existen es que se debe logra la unidad penal en todo el territorio de la Nación Argentina, por eso existe este articulo.

Hay dos casos distintos que contempla este artículo. Cuando una persona esa cumpliendo pena por un hecho anterior al hecho que se juzga, o el hecho también puede ser posterior y en segundo lugar cuando sobre una persona pesen dos o más sentencias firmes de condena y ello haya ocurrido violando las reglas del concurso real. En el primer caso, la unificación corresponde de oficio. En el segundo a petición de parte.

 

Juez de la unificación

 

En  el  primer caso tiene que entender el Juez de la sentencia posterior, el de la última sentencia, en el caso del concurso real, el Juez de la pena  mayor.

Con la excepción del art. 58 párrafo último, la justicia federal puede proceder a unificar, si todas las sentencias han sido dictadas por tribunales federales. Si una sola de ellas hubiese sido dictada por la justicia ordinaria, eso bastará para que sea ella, la justicia ordinaria, la que debe unificar en este caso.

 

Unificación y reincidencia. 

 

Como se puede leer del artículo 50 del Código Penal, el sistema de la reincidencia ficta ha sido eliminado del Código por la ley 23.077 y reemplazado por el sistema de la reincidencia real.`

Ahora bien, la declaración de reincidencia no torna necesario ni tampoco es siempre posible unificar ambas penas. Por ejemplo si el sujeto ha cumplido en su totalidad la pena impuesta por anterior delito y comete uno nuevo antes de trascurrir los plazos del art. 50 se le declarará reincidente, pero no podrán unificársele las penas.

Pero habrá otros casos en que si, por ejemplo, habrá unificación de penas y declaración de reincidencia, cuando alguien en libertad condicional comete un nuevo delito, en tal circunstancia se procederá a unificar las penas, la que le resta cumplir mas la que se le impone por el nuevo hecho y se lo declarará si corresponde conforme a los requisitos, reincidente.

 

Unificación y accesoria del artículo 52.

 

Es posible dejar sin efecto o aplicar este medida de seguridad, al efectuar la unificación. Empero, cabe hacer la excepción a la posibilidad de su imposición en caso de que la unificación se haga a petición del condenado ya que de otra manera se violaría el principio de la “reformatio in pejus”. Debe tenerse en cuenta que el juez de la unificación puede dejar sin efecto la aplicación del artículo 52,  cuando advierte que una de las condenas firmes carece de los requisitos. Es una facultad que tiene el juez.

 

Unificación y libertad condicional.

 

Ya hemos dicho que si una persona está cumpliendo libertad condición y comete un nuevo delito, corresponde unificar la pena y revocar la libertad condicional. En cambio, si el hecho es anterior a la sentencia respecto de la cual el penado goza de libertad condicional, esta no puede ser revocada, no se trata de un nuevo delito.

Sin embargo, puede suceder que de la unificación  surja la necesidad de que el penado vuelva a ser privado de su libertad, porque el tiempo de encierro que se tiene en cuenta para concederle la libertad condicional ya supera, conforme la unificación, el goce de la libertad condicional.

 

Individualización de la pena unificada.

 

La unificación de la pena puede hacerse por el método de composición, reduciendo sobre la sumas de las penas o por la suma aritmética. Este último procedimiento es el indicado cuando ya se ha usado en una unificación el método de composición de las penas.

 

Unificación y Penas extinguidas

 

En la primera hipótesis prevista en el artículo 58, la exigencia de que el condenado este cumpliendo pena impide la unificación que se impone con otra anterior ya extinguida, a no ser que se juzgue actualmente un hecho anterior a la notificación de la sentencia condenatoria antecedente ya devenida firme. En cambio tal limitación no existe respecto de la segunda hipótesis donde el juez de la pena mayor, sea o no el juez del último proceso, si podrá unificar si media interés de parte en la unificación y aunque una, varias, o excepcionalmente todas las penas de que se trate, se encuentren agotadas y extinguidas. Ello reconoce un límite en la imposibilidad de reavivar una pena extinguida a los fines de su cumplimiento.,