PRESCRIPCION LIBERATORIA - DISPENSA O PERDON - SUSPENSION - INTERRUPCION - REPERCUSION DE LAS ACCIONES PENALES - FORMA Y OPORTUNIDAD DE PEDIDO DE DISPENSA - DEMANDA AL SOLO EFECTO DE INTERRUMPIR LA PRESCRIPCION - EL PERDON JUDICIAL POR EL TIEMPO DEJADO

PRESCRIPCIÓN LIBERATORIA DEL DERECHO PRIVADO, DISPENSA O PERDÓN POR EXCESOS EN EL TIEMPO – SUSPENSIÓN –  INTERRUPCIÓN – ACCIONES PENALES Y SU REPERCUSIÓN EN LA  PRESCRIPCIÓN CIVIL – FORMA Y OPORTUNIDAD DEL PEDIDO DE  DISPENSA. DESCARGA EN AUDIO TEXTO IMPLICA QUE LO PUEDE ESCUCHAR AL TEMA POR INTERNET O DESCARGAR ESTE CONTENIDO EN AUDIO EN SU PC. 

 

Por el Doctor Juan Carlos Muse Generch

SI ESTE TEMA NO LE INTERESA HAGA CLIC DEBAJO PARA IR A OTRO TEMA DE DERECHO DEL ÍNDICE GENERAL

 

 

 

HAGA CLIC EN EL TEMA QUE MAS LE INTERESE SI NO DESEA UNA LECTURA COMPLETA, LA QUE RECOMIENDO.

CONCEPTO.

SU RAZÓN LEGAL.

OPORTUNIDAD DE LA DEFENSA.

CARÁCTER FACULTATIVO.

¿QUE QUEDA DE LA OBLIGACIÓN NO EXTINGUIDA?.

¿QUE QUEDA DE LA OBLIGACIÓN ANTE LA DECLARACIÓN JUDICIAL DE PRESCRIPCIÓN?.

¿PUEDE RENUNCIARSE A LA PRESCRIPCIÓN CUMPLIDA?.

¿PUEDE RENUNCIARSE A LA PRESCRIPCIÓN FUTURA?.

¿PUEDE UN JUEZ DECLARAR PRESCRIPTA UNA ACCIÓN SIN QUE NADIE SE LO PIDA?.

¿SI NO HE PODIDO, POR ALGÚN MOTIVO, ACCIONAR JUDICIALMENTE, PUEDO MANIFESTARLO AL JUEZ?.

 ¿UNA CARTA DOCUMENTO O UNA RECLAMACIÓN EXTRAJUDICIAL INTERRUMPEN EL CURSO DE LA PRESCRIPCIÓN?.

¿CUANTAS VECES PUEDO SUSPENDER EL CURSO DE LA PRESCRIPCIÓN?.

¿CUAL ES EL MOMENTO EN EL QUE DEBO PEDIR LA DISPENSA DE PRESCRIPCIÓN?. 

¿CUANDO ES EL MOMENTO DE ALEGAR Y OFRECER PRUEBA TENDIENTE A DEMOSTRAR MI IMPOSIBILIDAD DE ACCIONAR JUDICIALMENTE EN EL PLAZO QUE LA LEY ME OTORGA?.

¿EXISTE LA DISPENSA LABORAL DE LA PRESCRIPCIÓN?.

¿CUANDO SE OFRECE LA PRUEBA DE LOS HECHOS QUE HACEN A LA DISPENSA?.

¿CUANDO QUEDA INTERRUMPIDA LA PRESCRIPCIÓN LIBERATORIA? ¿ALCANZA CON LA DENUNCIA O QUERELLA PENAL PARA DEJAR LA ACCIÓN CIVIL RESARCITORIA SIN PRESCRIBIR?. 

¿QUE PASA CON LAS FAMOSAS DEMANDAS INSTAURADAS "AL SOLO EFECTO DE INTERRUMPIR EL CURSO DE LA PRESCRIPCIÓN LIBERATORIA"?.

CONCEPTO.

La prescripción es un modo de repeler una acción judicial por el cumplimiento de una obligación pasado ciertos lapsos temporales. En su funcionamiento puede intentarse a modo de defensa, o a modo de acción judicial, de manera que un juez declare que la obligación se encuentra extinguida.

SU RAZÓN LEGAL

Su razón legal estriba en el hecho de una dinámica de vida, conforme con la cual, no podemos estar sujetos a reclamos pasados ciertos años, nos brinda seguridad jurídica de poder mirar hacia lo futuro.

Sin embargo, organismos del Estado Nacional y Provincial insisten en cobrar deudas que saben que no son ya exigibles judicialmente.

OPORTUNIDAD DE LA DEFENSA:

Al contestar la demanda podemos deducir la defensa de prescripción, pero debemos señalar, lo dice la jurisprudencia, claramente, desde qué fecha hasta qué fecha ha transcurrido el plazo legal para que la acción judicial sea repelida. De la misma manera ocurre si pretendemos que un juez, aún sin proceso judicial, declare a la obligación extinguida.

CARÁCTER FACULTATIVO

La prescripción, como tal, es facultativa de deducirla ya sea como defensa o como acción judicial. Si uno no se defiende, como la obligación existe, la acción judicial es procedente. Debe entenderse que no extingue la obligación, sino a la facultad de ocurrir a la justicia para realizar los reclamos correspondientes a la obligación que nos es debida.

¿QUE QUEDA DE LA OBLIGACIÓN NO EXTINGUIDA?

Tal como se ha dicho, la obligación no se extingue, lo que se da por terminada es la posibilidad del reclamo judicial.

Esto trae ciertas consecuencias: el cumplimiento de la obligación que judicialmente puede ser extinguida por la prescripción, o lo ha sido, la renace. Porque toda conducta de las partes que demuestre que una ejecución de obligaciones recìprocas, da a entender que no están dispuestos los obligados a renunciar a la obligación. De tal manera que si existiere pago de lo que es debido, y lo debido se encuentra en términos de plazo, prescripto, no es susceptible de ser reembolsadas las sumas dadas en pago, ni judicial ni extrajudicialmente, pues la obligación subsiste, y el instituto de la prescripción no borra otra posibilidad que el reclamo judicial. Asimismo todo lo vinculado con una obligación preexistente respecto de la cual la conducta de las partes que se consideran obligadas, importará el reconocimiento de la existencia actual de la obligación, y por ende, es factible que, ante elementos de prueba que acrediten que una obligación se está ejecutando, un juez, ante tales circunstancias, y planteada una defensa de prescripción o un pedido de declaración de prescripción de la obligación, no la otorgue, toda vez que los sujetos involucrados siguen adelante con la misma.

Una conducta aislada no es suficiente. Debe tratarse de conductas serias que reporten claramente la idea de que la obligación está siendo mantenida en el tiempo.

Una hecho de una persona respecto de la otra, tal como el ofrecimiento de una indemnización por una obligación que ya se encuentra prescripta si computáramos los plazos, la hace vigente, y ante el incumplimiento del ofrecimiento es reclamable el total de las obligaciones relacionadas con la oferta antedicha, además de la oferta misma.

Pero el hecho debe ser claramente demostrativo de la situación de persistencia. Desde que la renuncia a los derechos no se presume, sino expresada de una manera contundente.

¿QUE QUEDA DE LA OBLIGACIÓN ANTE LA DECLARACIÓN JUDICIAL DE PRESCRIPCIÓN?

Queda toda la obligación, como si fuera una enfermedad que podamos renacer en cualquier momento, tal como señalé en el punto anterior. Queda como una obligación moral. Pero de llevarse a cabo algún acto destinado a cumplir, obviamente esto demuestra que la o las personas que estaban vinculadas por una obligación, renunciaron a la prescripción cumplida.

¿PUEDE RENUNCIARSE A LA PRESCRIPCIÓN CUMPLIDA?

Si se puede hacer, respecto de la cumplida de dos maneras: no oponiendo ninguna defensa ante una acción judicial, o expresamente de cualquier manera, verbal o escrita que demuestre fehacientemente que hubo una renuncia a no estar sometido a una acción judicial. Por lo que el Poder Judicial, en ese caso no tomará a la prescripción como defensa ante el incumplimiento.

¿PUEDE RENUNCIARSE A LA PRESCRIPCIÓN FUTURA?

No, no puede renunciarse a ese tipo de prescripción hacia lo futuro. Es como atar con una cadena a una persona más allá de los tiempos que la ley establece como facultad del Poder Judicial de poder actuar o dejar de actuar ante un incumplimiento. Si se admitirá que la prescripción futura es renunciable, sería factible que llevara a cuestas toda la vida un problema hipotético de una acción judicial, lo que veda el miramiento a los nuevos negocios jurídicos por realizarse, y estanca en el pasado cuestiones que deberían estar en el olvido, sencillamente porque así estuvieron. Si la recuerdan, pueden ejecutar un acto relativo a esa obligación en cualquier momento, y de esta manera, hacerla renacer.

¿PUEDE UN JUEZ DECLARAR PRESCRIPTA UNA ACCIÓN SIN QUE NADIE SE LO PIDA?

No, como dije, las obligaciones existen, la prescripción no las extingue, sino sólo el derecho de reclamarlas judicialmente. Sin embargo hay casos en los cuales el juez puede declarar la prescripción sin petición de parte, y son estos los casos en los que se ve comprometida la actividad empresarial o la libertad de las personas. Así sucede, por ejemplo, en sede laboral y penal.

¿SI NO HE PODIDO, POR ALGÚN MOTIVO, ACCIONAR JUDICIALMENTE, PUEDO MANIFESTARLO AL JUEZ?

Eso se llama “dispensa de la prescripción”. La jurisprudencia interpreta que los hechos impeditivos que hacen a la dispensa, deben ser interpretados restrictivamente, otra jurisprudencia dice que la interpretación de los impedimentos puede ser cualquier impedimento. Ciertamente también otra corriente jurisprudencial sostiene que, en caso de duda, a favor de la continuación del derecho a reclamar, otra que no es así. En rigor de verdad, los sumarios relativos a la jurisprudencia, no son contradictorios o incoherentes. De lo que se trata es de verdaderos impedimentos que puedan ser probados acabadamente en sede judicial, según la naturaleza de los mismos. De tal modo si en un intervalo de tiempo, ocurre un problema psíquico, u otro tipo de inconvenientes que nos han ocupado la mente en demasía, no pudiendo abocarnos a tema de la reclamación judicial, la prueba de tales hechos debe ser lo más contundente posible, de no ser así, la interpretación será restrictiva. O sea en cuanto deje duda, se declarará prescripta a la acción judicial. Por ende hay que distinguir entre las cuestiones probatorias y el derecho de fondo aplicable al caso.

Se es duro ante la prueba, pero no ante la continuación de la acción. De existir posibilidades que hubiesen haber hecho que la persona persiguiese judicialmente al obligado al pago, no va a prosperar el pedido de dispensa. Un accidente, una internación, por ejemplo, hacen posible la dispensa de la prescripción. No cualquier cosa que pueda interpretarse como desidia en la intención de reclamar judicialmente. Y este es el punto central para interpretar lo que los jueces entienden en estos casos.

Los problemas psiquiátricos, que involucren una imposibilidad de enfrentar a un juicio y, que por ser de ese orden, están en el plano del subconsciente, son igualmente atendibles.

Una sumatoria de problemas que ocasione un grado importante de estrés también, desde que la capacidad de resistencia por parte de una persona y la imposibilidad de solicitar ayuda a terceros, es una causa importante, pero, sólo que hay que probarla acabadamente. En eso consiste la interpretación restrictiva de la que habla la jurisprudencia.

¿UNA CARTA DOCUMENTO O UNA RECLAMACIÓN EXTRAJUDICIAL INTERRUMPEN EL CURSO DE LA PRESCRIPCIÓN?

No, solamente suspenden su curso por 6 meses, pasados los cuales si no se inician actuaciones judiciales los 6 meses resucitan como si jamás hubieran existido. Casos típicos a ellos son las mediaciones y las misivas ( Cartas Documento, Telegramas, etc, y cualquier otro modo de interpelación fehaciente, entendiendo por tal, la que no deja lugar a dudas, al examinarse la misiva o la reclamación. Hay que distinguir cuestiones de prueba de elementos del derecho. Probatoriamente nada mejor que una Carta Documento, Telegrama, o Mediación, que son los ejemplos tradicionales. Pero pudiera cursarse otro tipo de aviso, sólo que debemos acreditar fehacientemente haberlo realizado, lo que es difícil por otros medios, pero no imposible. Un caso que ilustra lo suficiente son los reclamos al 112, donde todo es verbal. El problema se nos va a presentar a la hora de que hicimos el reclamo ¿Cómo lo acreditamos?

Ciertamente pudimos haber enviado una Carta Documento a la empresa de teléfonos, pero no lo hemos hecho. O ha hecho reclamaciones un tercero al número antedicho. Por cierto que el hecho de que la reclamación la haya hecho un tercero, no invalida a la misma, dado que el mandato para realizar actos en nuestro nombre, no tiene por qué ser escrito.

Sin embargo, la carga de la prueba siempre va en función de las circunstancias de los hechos: si una de las partes contratantes, no posee otro medio de comunicación claro que un número de teléfono o un fax, la prueba a rendirse no va a tener que ser contundente, porque la misma se mantiene dentro de los márgenes de lo probable, y no podemos exigir una prueba acabada donde habitualmente no suele haberla. Es el principio de adecuación de la prueba al tipo de hecho.

¿CUANTAS VECES PUEDO SUSPENDER EL CURSO DE LA PRESCRIPCIÓN?

Una sola vez, en el caso de la constitución en mora previsto por el artículo 3986 del Código Civil, la intimación suspende por un año el curso de la prescripción, mientras que otras reclamaciones obligatorias, tales como la mediación. Ahora bien, el art. 3986 del Código Civil menciona “la constitución en mora del deudor” como causa de suspensión de la prescripción. Cabe preguntarse qué pasa con la mayor parte de las moras, o sea las automáticas. La jurisprudencia ha adoptado igual solución para todas las interpelaciones.

Pero la citada disposición legal permite la suspensión del curso de la prescripción por una única vez ( una sola ).

En cuanto a mediaciones nos referimos, el art. 29 de la ley de mediación dice que se suspende su curso desde que se solicite la actuación de un mediador. No señala por cuánto tiempo queda suspendida la prescripción. O mejor dicho, el curso de la prescripción. No podemos olvidar que se trata de una instancia obligatoria previa al proceso judicial, la persona se ve forzada a acudir al mediador. Por lo tanto hay que distinguir:

a.- En el ámbito Nacional, el efecto es suspensivo, desde que quien ingresa a la mediación lo hace con la intención de demandar, el abandono del derecho de reclamar judicialmente. Como dicha demanda debe ser interpuesta en el plazo de marcha de la mediación, pues mientras dure la misma, el mediador, dice la ley, puede impulsar todas las audiencias que considere necesarias. Si es una sola audiencia, el plazo de suspensión va a comenzar a correr desde el momento de la solicitud de mediación. Si la mediación se prolonga, existe un efecto suspensivo hasta la culminación de los actos de mediación. El plazo de mediación igualmente no puede ser superior a 60 días corridos y de 30 para el supuesto de que los procesos judiciales a intentarse fueren de ejecución y de desalojo. El art. 30 del decreto reglamentario de la ley de mediación establece un plazo de 180 días conforme decreto 1021/95 ( art. 29 ), El mismo criterio se mantiene para el ámbito laboral.

b.- No siendo un paso obligatorio, en el ámbito provincial y promovida una mediación de conformidad al orden jurídico Nacional, se lo previene como acto de reclamación, interpelación o puesta en mora y el plazo de suspensión es de un año.

¿CUAL ES EL MOMENTO EN EL QUE DEBO PEDIR LA DISPENSA DE PRESCRIPCIÓN?

El momento procesal de pedir la dispensa de prescripción, como es facultativa del accionante, es al momento en el que el mismo la deduce como elemento de defensa. Ante la problemática de no haber instaurado acciones judiciales, siquiera defectiosas, es de 3 meses a partir de la cesación de los impedimentos que hacían muy difícil instaurar la acción judicial. Esta dificultad esta directamente relacionada con el Derecho de Defensa en Juicio, de modo que se la acepta acabadamente probados los extremos de dificultad.

Se señala que el plazo de 3 meses es difuso, y debe estarse por una interpretación de haber sido incoada la acción judicial en tiempo propio ante cuestiones de difícil discriminación: por ejemplo, problemas psíquicos.

¿CUANDO ES EL MOMENTO DE ALEGAR Y OFRECER PRUEBA TENDIENTE A DEMOSTRAR MI IMPOSIBILIDAD DE ACCIONAR JUDICIALMENTE EN EL PLAZO QUE LA LEY ME OTORGA?

Precisamente cuando la prescripción se plantea, salvo en los casos laborales y penales, en los cuales, como se ha dicho, la prescripción se declara oficiosamente.

¿EXISTE LA DISPENSA LABORAL DE LA PRESCRIPCIÓN?

Sí, pues la misma surge del Código Civil y se trata de una relación de derecho privado, sólo que el pedido de dispensa debe formularse al momento de demandar, y ofrecer prueba en ese preciso momento. Lo que existe en el fuero laboral es un orden público protectorio del derecho de empleadores y empleados, pero eso no lo erige en norma especial. Salvo para los supuestos previstos expresamente por la ley 20.744. En lo restante se aplica el Derecho Civil. Para el fuero penal, la cuestión de la prescripción, como quien persigue es el Estado, ya sea porque el delito es de acción pública, dependiente de instancia privada, o de acción privada, es privativo del Estado declarar la prescripción de la acción penal. No sucede lo mismo con el orden laboral. Quien es titular de la acción en sede laboral, sigue siendo el particular ofendido. Sin embargo en los delitos que son enteramente dependientes de la persecución privada, correspondería conceder la prescripción de la acción, y no declararla de oficio por el juez, pues se trata de actos que el particular impulsa y que puede abandonar. No comprendiéndose otra solución. Entiendo que en estos casos el juez no puede declarar extinta la acción penal por sí solo, puesto que no es titular de la acción, como tampoco el Fiscal.

¿CUANDO SE OFRECE LA PRUEBA DE LOS HECHOS QUE HACEN A LA DISPENSA?

En el fuero laboral, al momento de iniciar la demanda, en los demás, cuando la acción depende de un particular. Si fuera factible en la persecución penal de los delitos dependientes de persecución privada, y admisible mi razonamiento, el propicio sería al momento de instaurar la querella.

¿CUANDO QUEDA INTERRUMPIDA LA PRESCRIPCIÓN LIBERATORIA? ¿ALCANZA CON LA DENUNCIA O QUERELLA PENAL PARA DEJAR LA ACCIÓN CIVIL RESARCITORIA SIN PRESCRIBIR?

No alcanza la denuncia ni la querella ni ningún tipo de acción penal si no hay, más allá de las formalidades ( forma de querella, de denuncia, de denuncia en carácter de particular damnificado, etc. ) alguna reclamación resarcitoria. Algo mínimo siquiera en ese sentido debe existir.

¿QUE PASA CON LAS FAMOSAS DEMANDAS INSTAURADAS "AL SOLO EFECTO DE INTERRUMPIR EL CURSO DE LA PRESCRIPCIÓN LIBERATORIA"?

Nadie puede decir que camina hacia delante con el objeto de decir que va a determinado lugar y al mismo tiempo decir que no va. La prescripción liberatoria se da por abandono de derechos. Si por un lado estoy diciendo que seriamente demando, y por otro que no lo estoy haciendo, sino que lo estoy aparentando, estoy expuesto a que me deduzcan una excepción o defensa de prescripción y corriendo el riesgo de que me la declaren. Cada vez que se ha planteado la prescripción como defensa, en esas situaciones, se ha resuelto su procedencia y extinguida la posibilidad de reclamar judicialmente. Un error muy común, a pesar de la posición de la jurisprudencia al respecto.